Spyker se muda a Inglaterra

Fabrica-de-Spyker

No hay caso, la crisis barre con todo, también con el supuesto eterno arraigo de una marca con su lugar de origen. La noticia parece menor, pero a esta altura del partido no lo es. Spyker, la tradicional casa holandesa que busca denodadamente su resurgimiento definitivo desde el año 2000 y que tan hermosos vehículos produce, deja inesperadamente la localidad de Zeewolde (en Holanda, claro está) para radicarse en la localidad británica de Coventry.
Motivos para la mudanza, sobran.
El tema es (para explicarlo) muy simple: la mayoría de los proveedores de Spyker están también radicados en Inglaterra (Lotus es uno de ellos), de modo que no hay mucho que pensar cuando los números comienzan a estar en rojo. Spyker ha cortado por lo sano y ha llevado su producción completa a una zona muy cercana a Jaguar y de esa manera poder comenzar a abaratar algunos de sus altísimos costos.

Los que no deben estar muy conformes con la tajante determinación de la casa holandesa son precisamente los trabajadores de la planta recientemente cerrada. Los trabajadores son holandeses por supuesto y no resulta nada factible que sean ellos mismos los que realicen las tareas de producción en la nueva planta de Inglaterra. Muchos (seguramente todos) quedarán por ésto de patitas en la calle y con eso, menudo (nuevo) problema para estos exquisitos holandeses de Spyker.