Audi R8 GT Spyder 2012: un descapotable soñado

Si a una belleza seductora como el Audi R8 GT le sumamos un color azul marino y un techo de lona que se guarda electrónicamente en pocos segundos, el resultado es un automóvil que hará tropezar a muchos peatones cuando lo vean de reojo paseando por las calles. Estamos hablando del Audi R8 GT Spyder 2012, una maravilla en 4 ruedas que no es recomendable mirar fijamente porque podríamos quedar mudos y no recobrar el habla luego de varias semanas.

En definición, este coche es nada menos que un modelo descapotable con el logo de Audi que posee un motor bestial y elementos de equipamiento con tecnología de vanguardia. Según la compañía alemana, este motorizado es un automóvil agresivo, potente y ultra ligero ya que posee motor fabricado en magnesio ultra liviano, cubierta del techo plegable y paneles laterales elaborados en fibra de carbono. Por si fuera poco, cuenta con asientos con estructura de fibra de vidrio reforzada con polímeros GFRP. Una maquina pocos de nosotros veremos en la calle.

Asimismo, posee alerón trasero fijo, paragolpes trasero renovado para hacerlo mucho más seductor aún, como si hiciera falta, frenos con discos cerámicos fabricados en fibra de carbono que le permiten desacelerar a esta bestia como si nada y, además, cuenta con salidas de escape de grandes dimensiones para lanzar al exterior tanta furia animal. Por su parte, integra luces traseras de LED y un techo de lona que baja y sube en 19 segundos.

Pero, si hablamos de sus elementos de equipamiento, podemos decir que posee muchos muy tecnológicos como climatizador automático, cronómetro integrado, micrófono en el cinturón de seguridad para conversar con sus amigos mientras esquivan a las personas que quieren abrazar este coche y sistema de sonido Bang & Olufsen con Bluetooth, una joya a la alemana. El motor es un V10 FSI de 5.2 litros con 560 CV de potencia que les permitirá acelerar de 0 a 100 km/h en solo 3.8 segundos y alcanzar una máxima de 317 km/h. El mismo se combina con una caja automática R-Tronic de seis velocidades. Solo se fabricarán 333 unidades y el precio es de unos €207.800 euros, una ganga.