Un Smart ForTwo muy largo

smart-1.jpg

La archifamosa compañía británica Carbonyte ya nos tiene bastante acostumbrados a todo lo que se refiere a transformaciones asombrosas y llamativas. Esto no es novedad. Pero igualmente uno nunca pierde (a Dios gracias…) la capacidad de asombro y en esta oportunidad lo he comprobado. Carbonyte había realizado tal como todos ustedes recordarán un impresionante ejemplar de limusina Ferrari. Algo francamente plausible e inolvidable. Pero ahora se han destapado con otro bicho raro que inicialmente fue pensado como un espacio publicitario móvil. Más de uno de ustedes habrá visto ya (por lo menos en Buenos Aires, sí) al famoso Volkswagen Beetle que anda por nuestras calles pintado y decorado (no es largo) de la misma manera que este Smart ForTwo publicitando la famosa bebida Red Bull.

smart-2.jpg

Ok, este Smart tuvo el mismo propósito aunque en realidad no es esto lo que lo hace destacable. En realidad lo llamativo son su dimensiones que ahora han sido llevadas hasta los 5.100 mm. de largo. Y para lograrlo no se anduvieron con chiquitas y han llamado para que se encargue del trabajo a nada más y nada menos que a Chris Wright, quien fuera durante un largo tiempo ingeniero de McLaren. ¿Qué tal? ¡Pavada de diseñador se han contratado!

El resultado de su trabajo es este Smart ForTwo muy pero muy pero muy largo que a pesar de todo puede circular a unos 129 Km/h. sin ningún problema gracias a su modesto motor de 600 cc.
Ahora que ya no lo usan con fines publicitarios, en Carbonyte ya no saben qué hacer con este autito devenido autazo y entonces se han decidido a venderlo por unos 31.000 euros a quien esté dispuesto a pagarlos.

Llamativo y original es. Exclusivo también.
Ahora digo… ¿saben todo lo que haría yo con 31.000 euros en el bolsillo? Muchas, muchas cosas, menos comprarme un Smart ForTwo tan pero tan largo…