El Ford Sierra “Bolichero”

ford-sierra-bolichero-01.jpg

Nominado para ser una de las atracciones del “Rotterdam Design Prize” , uno de los concursos de diseño más prestigiosos de toda Holanda, este Ford Sierra “Bolichero” no resiste demasiadas explicaciones. En primer lugar porque para serles francos, no hay demasiada data al respecto y en segundo término porque todo está a la vista (o al alcance de los oídos…claro).
El aparato es fruto de la creación de un holandés llamado Olaf Mooij que, dicho sea de paso, se dedica a alquilarlo para fiestas (imaginamos que serán al aire libre…).

De acuerdo a lo que vemos el Ford Sierra “Bolichero” ya merecería un lugar de importancia en el Top 10 de las rarezas sobre ruedas, incluso podría llegar a superar con creces a cosas extrañas como un Citroën que ya conocimos y que había sido transformado en un auténtico Penthouse rodante.
Éste no será un Penthouse pero es prácticamente el paraíso de los DJs que pueden subirse, salir asomaditos por un hueco del techo del Ford Sierra y dedicarse a romper (no hablo de la paciencia…) los vidrios de las ventanas de todo el vecindario como los mejores…

ford-sierra-bolichero-02.jpg

Lo bueno de este Ford Sierra “Bolichero” es que puede ofrecernos varias posibilidades, por ejemplo en materia de seguridad. Una de ellas es (ésto se nos ocurre a nosotros…) la posibilidad de conectar la alarma del auto a los poderosos altavoces traseros y ahí sí, no habrá sueño pesado que se le resista… la escucharán seguro, seguro…

Otra opción es (digamos…) apta para la “defensa propia”. Ustedes saben que no faltan nunca en la calle esos molestos que nos atornillan la cabeza a bocinazos. Pues bien, a la primera de cambio, conectamos la música y chau Pinela… saldrán de los altavoces algo así como miles de voltios que despedazarán automáticamente todo lo que está detrás nuestro… y solucionado el tema.