Seul: explosión del tanque de gas de un micro

Hace muy pocos días apuntábamos nuestra mirada hacia China, en donde se están buscando posibles soluciones a los problemas del tránsito al mismo tiempo que se buscan métodos para que todo sea más seguro. El ejemplo del micro del futuro que les hemos mostrado es más que válido en ese sentido (no todos los micros son peligrosos) y eso resalta mucho más cuando nos enteramos de cosas comola que en esta nota les mostramos.

El hecho ocurrió en Seul, Corea del Sur. El gas natural comprimido es uno de los medios más utilizados para la propulsión de vehículos de un tiempo a esta parte y no son pocas las personas que lo defienden a capa y espada como uno de los más seguros, ecológicos y fundamentalmente económicos, pero claro siempre que hay un “pro” también hay “contras” y en este caso esa “contra” (si es que se la puede llamar así) es que toda esa seguridad, economía y ecología que puede aportar el gas en un vehículo, cambia radicalemente si es que no se realizan los debidos y necesarios controles al equipo.
En este sentido lo que ha sucedido recientemente en la ciudad coreana de Seul es un ejemplo muy claro y gráfico de lo que puede llegar a suceder si es que no se toman los debidos recaudos.

Vean el video…

En plena calle, un nutrido grupo de automóviles espera que el semáforo los habilite a pasar con luz verde, mientras se acerca por la mano derecha un transporte público de pasajeros. Hasta allí todo absolutamente normal, pero lo inesperado está por suceder.
En un segundo el tanque de gas natural comprimido del micro estalla en una impresionante explosión sin llamaradas que libera en ese lapso de tiempo toda la carga del mismo. Un motociclista que se iba acercando al sitio, salva su vida por milagro y sale ileso de este episodio fácilmente evitable. En el hecho se registró el saldo de 17 heridos, sin que haya afortunadamente víctimas fatales, con una mujer que sufrió la amputación de sus pies a causa de la tremenda explosión.
Luego, las pericias indicaron que la explosión se debió a diferentes fallas en el tanque de gas y también como consecuencia de falta de revisión y mantenimiento adecuado.
¿Evitable? Claro que sí, amigos, claro que sí… aunque nunca estamos exentos de una fatalidad que siempre puede suceder.
Que sirva entonces para que todos seamos capaces de prestarle atención a este tipo de cosas.Mientras tanto las autoridades de Seul han ordenado una revisión de todos los tanques de gas de la ciudad y han recomendado hacer la carga con un 10% menos de presión.