Sergio Pininfarina ha ingresado al “European Automotive Hall of Fame”

pinifarina.jpg

La semana pasada el Salón de Ginebra fue el inmejorable escenario elegido para que se produzca un reconocimiento tan justo como necesario.
Sergio Pininfarina, presidente del estudio Carrozzeria Pininfarina desde la muerte de su padre el mítico Battista Farina en 1966, ha ingresado con toda justicia al “European Automotive Hall of Fame” en reconocimiento a su larga trayectoria y al enorme aporte a la industria automotríz mundial.

Desde ya que la sombra de su padre (también integrante del Hall de la Fama) ha en muchas ocasiones opacado la figura de quien hoy ha sido genuinamente reconocido como uno de los hombres más importantes de la industria, pero de todas maneras Sergio Pininfarina ha sabido sortear el obstáculo de su apellido y la grandeza de su padre para despacharse con una lista importantísima de grandes creaciones bajo su mandato.
Entre los autos que nacieron bajo su ala se destacan el Fiat 124 Spider, el Peugeot 406 Coupe y la Ferrari Testarossa.

La última creación de la casa bajo el mando de Sergio Pinifarina, el Sintesi, es tal vez la mejor manera de exponer en un solo lugar y en un solo vehículo lo mejor de la tradición de la casa y lo que vendrá en el futuro.

Pininfarina ha aceptado y recibido el galardón en el Salón de Ginebra acompañado por su hijo Andrea Pininfarina y su hija Lorenza.
Junto a Pininfarina han recibido el mismo reconocimiento Jacques Calvet, presidente de PSA/Peugeot-Citroën desde 1990 hasta 1997, Dante Giacosa quien se desarrollara durante mucho tiempo como jefe de diseño e ingeniería en Fiat y también los hermanos Opel.

De esta amnera se hace justicia no sólo con un nombre (apellido en este caso) sino con una trayectoria de bajo perfil personal y de exitosísimos modelos de automóviles, demostrando una vez más que no siempre le ha sido fácil a este hombre abrirse paso en la industria automotríz ya que muchas veces la portación de apellidos célebres te somete a mayores presiones y más pruebas para dar. Sergio Pininfarina ha sabido entender el juego al que se expuso al tomar el timón de la empresa familiar y lo ha hecho con talento, capacidad y éxito. Por todo eso, ha llegado merecidamente este reconocimineto.