Señoras y señores, con ustedes el nuevo Volkswagen Beetle 2012

Todavía no logramos dar crédito a lo que ven nuestros perplejos ojos…
Luego de tantas y entendibles expectativas y tras haberlo espiado como tanto nos gusta, finalmente la casa alemana Volkswagen ha develado el gran misterio en Nueva York a horas nomás de la inauguración del Salón del Automóvil de Shangai. ¿Cómo describirlo sin caer en lugares comunes? ¿qué decir que no llegue a resultar algo redundante? El nuevo Volkswagen Beetle 2012 (de este auto estamos hablando, claro está) es sencillamente fenomenal.

Se lo ha “aggiornado” debidamente y la nueva generación ha experimentado un salto importante, rompiendo un poco (bastante) la tradicional línea del auto. No es que se trata de un diseño radicalmente opuesto a lo anteriormente visto en las otras generaciones del Beetle, pero este auto es definitivamente otra cosa.

La presentación del nuevo Beetle 2012 se llevó a cabo en la ciudad norteamericana ante representantes de la prensa y la sorpresa, así podría decirse, ha sido prácticamente el denominador común. Sus nuevas formas no han sido del agrado de todos los presentes, pero de a poco todos nos vamos haciendo a la idea de que de ahora en más el Volkswagen Beetle será así. Y listo. A muchos los ha sorprendido no tan gratamente y a otros tantos (entre ellos me incluyo), luego de una leve duda inicial; los ha enamorado.

Pero el nuevo diseño tiene su debida explicación, y la misma es bastante aceptable y acertada de parte de la marca: Volkswagen dice que la idea con la nueva generación es la de dejar de lado el pensamiento generalizado de que el Beetle es un auto femenino. Con esa premisa bien presente en mente, la casa se ha planteado el reto de lograr una imagen que logre conservar el encanto tradicional del modelo combinado con un aspecto mucho más aguerrido que lo asemeje en cierto modo al Volkswagen Scirocco. Creemos, tras ver las varias imágenes del auto, que efectivamente lo han logrado.
Los más notables cambios (por lo menos desde lo estético) llegan de la mano del ensanchamiento del auto en general, su aspecto más agazapado y un interior (sobre todo el tablero) con un aspecto definitivamente más “formal”. Todo esto puede hacer de gancho principalmente en el público masculino, mientras que el resto (sobre todo el sector frontal) seguirá siendo del agrado de la chicas…

¿Qué público lo elegirá más? Eso se verá en muy poco tiempo más. Mientras tanto te lo mostramos en las tres diferentes variantes cromáticas que la casa ha exhibido en Nueva York: rojo, negro y blanco. Los tres, por distintos motivos, hermosos.