Sebastien Ogier se une a Volkswagen en el WRC

Volkswagen sigue dando tela para cortar en todo lo referido a su tan resonado ingreso al mundo del WRC. Desde el anuncio incial de manera oficial hasta hoy en día, ha sucedido de todo y prácticamente a diario se van produciendo novedades de peso, noticias muy relevantes, que siguen demostrando lo muy seriamente que se toman las cosas en esta oportunidad (y siempre) los popes de la casa con sede en la localidad alemana de Wolfsburgo.
Hace poco teníamos oportunidad de enterarnos y ver imágenes sobre las pruebas iniciales que el gran campeón español Carlos Sainz llevada a cabo en una localidad de Alemania sobre una impresionante unidad del Volkswagen Polo R destianado a las competencias del rally del año 2012 y tras ese impacto mediático ahora llega otro golpe de escena que no se le queda atrás en lo más mínimo: se ha anunciado de manera formal la contratación del piloto francés Sebastien Ogier, quien se une a las filas del novel equipo alemán tras haber finiquitado su relación con la gente de Citroën la semana pasada.

Cabe recordar que Sebastien Ogier ha conseguido junto a Citroën importantes cinco triunfos durante la temporada 2011 y eso ha motivado una gran confianza de parte de sus nuevos patrones, quienes pretenden que el piloto francés sea quien tenga a su cargo el desarrollo del modelo con miras a la temporada (completa) del año 2013. A propósito de la temporada 2013, se ha hecho saber que Volkswagen pretende que Ogier se convierta en el primer piloto del equipo.
Soplan definitivamente nuevos y buenos aires para Sebastien Ogier de ahora en más. Tras su salida de Citroën (su lugar será ocupado por Mikko Hirvonen, procedente de las filas de Ford) y tras sus no pocos inconvenientes de relación con Sebastien Loëb en las filas de Citroën, ve con muy buenos ojos y muchas esperanzas esta impresionante oportunidad que se le presenta con las huestes de Volkswagen.
En recientes declaraciones a la prensa, Sebastien Ogier, ha expresado su enorme satisfacción ante el desafío que le plantea llegar (según sus propias palabras) a las filas del mayor fabricante europeo, que pronto se convertirá en el mayor fabricante a nivel mundial. Ogier no tiene ninguna duda: Volkswagen será uno de los protagonistas indiscutidos para quedarse con el título mundial a partir del año 2013.