Scamander: el Nautilus con ruedas

scamander-1

Scamander viene de un vocablo griego (Skamandros) que se utilizaba en la vieja mitología para describir a un dios de los ríos y teniendo en cuenta eso, la elección del nombre para este bicho no está demasiado equivocada, ¿o deberían llamarlo monstruo de río en lugar de dios? Sea como sea, el Scamander, ahí está a punto de sumergirse en las profundidades de un pantanoso espejo de agua recordándonos que no es el primer ni último intento de andar sobre ruedas y por el agua.

scamander-2

La estética ha quedado para otra oportunidad y este extraño aparato producto de la imaginación de Peter Wheeler, ex dueño de la casa TVR, se muestra ante nosotros con una estética de más que dudoso gusto con aires de una nueva versión del famoso submarino Nautilus, hogar del legendario Capitán Nemo en 20.000 leguas de viaje submarino.

Para todos aquellos que no entendemos mucho el existir de una bestia como ésta, su creador la explica (o intenta) diciendo que se trata de un RRV (Rapid Response Vehicle = Vehículo de Respuesta Rápida) y ni siquiera de esa manera logra atenuar el ceño fruncido a la hora de mirarlo…

scamander-3

El Scamander lleva en sus entrañas un motor Ford de 2 litros de cilindrada y según su responsable, muy pronto podría ser reemplazado por uno de origen Rover de 4.6 litros V8.
Su peso en total es de unos 1.100 kilogramos y (a pesar del inicial intento de dotarlo de tracción integral) tiene tracción trasera.

En síntesis, ahí está el Scamander, que más allá de gustos y opiniones no deja de ser un aparato de esos que nos llevan a donde se nos ocurra, por terrenos de los más complicados o hasta el mismísimo ridículo.