Saab: opciones para su futuro

Saab

Ahora que la venta de Saab ha caído definitivamente en saco roto ante el retiro de Koenigsegg de la operación, la casa sueca enfrenta un futuro por demás negro. A diferencia de otro caso, como el de la casa Opel, General Motors está totalmente decidida a desprenderse de Saab sea como sea y en ese sentido ya hay sobre la mesa de los directivos cuatro opciones bien diferentes a tomar.

Opción 1:
La menos deseada pero la más factible dado que no hay en el presente ofertas por Saab: el cierre definitivo.

Opción 2:
La posibilidad de que Saab sea adquirida por diferentes automotrices vuelve a barajarse con insistencia. Tiempo atrás grandes compañías se habían interesado, entre ellas Fiat, pero la enorme inversión necesaria para que los números de Saab vuelvan a salir del “rojo” hizo que todo se vuelva atrás. Ahora, renace levemente esa chance. Poco probable pero no imposible.

Opción 3:
No son pocos los que sostienen que al fin del camino y cuando ya no quede más oxígeno, el gobierno sueco se hará cargo de la empresa. Sin embargo, esos rumores han sido destruídos recientemente ya que el gobierno de Suecia ha comunicado que esa ayuda o la toma de la empresa, no llegarán. Complicado el tema también por este lado.

Opción 4:
La más remota y la menos probable. Cabe la posibilidad de que finalmente General Motors revea el tema y decida quedarse con Saab. No será sencillo. Los números de Saab no son los mismos que los de Opel y eso es una gran traba para que todo llegue a buen puerto.

Así las cosas, éstos son los cuatro escenarios posibles para definir rápidamente el futuro de esta emblemática marca sueca que enfrenta su más difícil momento.
Ya veremos qué le depara el destino.