¿Habrá un Saab 9-3 eléctrico en 2011?

Tal vez, más tarde que temprano, todos los planetas estén alineados para que finalmente la casa sueca Saab se decida a poner primera y meterse de lleno y por completo en el terreno de los vehículos eléctricos.
La cosa se viene postergando desde hace ya largo rato y así como Saab ha sabido ser primera en materia de innovaciones técnicas en otros momentos, así también ha quedado relegada respecto de este tema en la industria automotriz mundial en los tiempos que corren.
Pero dicen que la espera podría llegar a no ser tan larga y es que recientemente ha habido un evento dedicado a la presentación de la nueva versión del Saab 9-5 en Suecia en la cual se ha comenzado a ventilar uno de los rumores más esperados: la firme intención de la casa sueca de comenzar a desandar el camino que lleve a la electrificación de su catálogo de modelos.
Lo que ha salido de ese evento de Saab es que muy posiblemente en el año 2011 (año en el que Saab espera vender mucho más) podamos llegar a ser testigos del lanzamiento masivo de una flota de autos eléctricos basados en el Saab 9-3 que tendrán como primordial objetivo el de comenzar a recabar información y a recolectar datos para que la marca empiece a hacer su propia experiencia en este tema de los autos eléctricos.
Esto no significa que de inmediato la casa sueca estará colocando en el mercado un modelo de estas características, al contrario, pero sí significa que los planes ya están trazados y firmes.
Según declaraciones de Jan Ake Jonsson, jefe de Saab, nadie puede decir a ciencia cierta cuándo veremos un Saab eléctrico en las calles, pero todo parecería indicar que eso no sucedería por lo menos antes de que llegue el año 2016.

De momento lo más firme es la intención de la marca de comenzar prácticamente ya mismo, en 2011, con los primeros ensayos sobre modelos híbridos de prueba, tarea que seguramente estará llevando a cabo junto con Boston-Power, gran fabricante de baterías de iones de litio, con Electroengine, una conocida empresa fabricante de motores eléctricos y finalmente con la Agencia Energética Sueca.
Como los medios actuales de la casa Saab son bastante limitados en la actualidad, irán paso a paso y según las propias palabras de Jonsson, lo primero será reducir el consumo de combustible en sus autos para luego recién pasar a eliminarlo, de modo que por ahora Saab centrará sus esfuerzos en la producción y el desarrollo de motores que sean compatibles con Etanol E85 y Biodiesel. Pero que el Saab eléctrico ya está en camino… de eso que no quede casi ninguna duda.