Saab: no hay compradores a la vista

foto-de-saab

Nuevamente más y más coletazos de la crisis.
Se sabe desde hace largo rato de las intenciones de la casa General Motors de desprenderse de inmediato de Saab, una de las más características y emblemáticas marcas de Suecia, pero la cosa es que el tiempo pasa, los números se van poniendo cada vez más en rojo y los compradores para quedarse con Saab no aparecen ni dibujados.

En un primer momento, cuando la crisis estalló en las manos de varios, daba la sensación que GM estaba dispuesta a toda costa a conservar Saab y de hecho se llegó a difundir la posición de la empresa norteamericana diciendo que para ellos la marca sueca era una absoluta prioridad. Hoy eso, de alguna manera, ha quedado demostrado: es una prioridad… pero para venderla.

El gobierno sueco destinó una cifra para nada despreciable para rescatar en Europa a Saab y Volvo y eso dio un poco de aire fresco a las casas que siguen buscando comprador todavía.
Una cosa ha quedado bien en claro en este último tiempo: del dinero que el estado norteamericano pasó a General Motors, ellos (GM) no estaban, ni están, ni estarán dispuestos a destinar ni un centavo a Saab. Eso, nos quedó bien clarito, el dinero es para sacar las papas del fuego en el mercado yanqui y nada más (y con eso tienen bastante).

Las opciones de no aparecer un comprador suenan de todo tipo y color pero de todas una es la que se destaca particularmente: la del cierre.
Negro, poco alentador y nefasto futuro le espera a la marca sueca si GM se sigue también debatiendo entre la vida y la muerte. Esperemos, por muchos motivos, que el agua no llegue al río y todo siga (o retome, mejor dicho) su cauce normal…