Land Rover Discovery: la renovación

LAND ROVER DISCOVERY

Un lavado de cara nunca viene mal. Eso mismo es lo que han pensado en Land Rover y así las cosas y tras nueve largos años con importante presencia en el mercado automotríz el Land Rover Discovery ha recibido algunas cuantas modificaciones para hacerle frente a otra temporada en las calles esgrimiendo más de un válido argumento.
El Land Rover Discovery es uno de los realmente 100% vehículos 4×4 de la actualidad y desde hace rato, por lo cual no debemos tomar livianamente la renovación practicada sino que fundamentalmente debemos alegrarnos porque la marca sigue apostando a un modelo de grandísima aceptación a nivel mundial y eso equivale a seguir viéndolo en las calles y los diferentes terrenos complicados del mundo.
Al Land Rover Discovery casi no le hacían falta modificaciones, por eso es que los cambios introducidos son realmente sutiles y se centran fundamentalmente en las nuevas ópticas, las nuevas llantas y en un nuevo diseño de los paragolpes del modelo.
Otro detalle menor por cierto, pero modificación al fin, es que en el capó ya no se lee el nombre de la marca británica sino que ahora dice Discovery, con lo cual Land Rover hace hincapié en el nombre del vehículo intentando darle definitivamente mucha mayor presencia, más que hasta ahora.

Pero si los cambios estéticos resultan algo menores, la gran novedad del nuevo Discovery está en la inclusión del sistema Start&Stop, lo cual permite reducir notablemente el nivel de emisiones contaminantes de CO2 por cada kilómetro recorrido. El nivel de emisiones se ha reducido en este caso de 244 gr. a unos 213 gr. en total.
El motor que se emplea en el nuevo Land Rover Discovery es el SDV6, que entrega 245 CV de potencia y unos 600 Nm de par motor.
En ciertos mercados, europeos claro, el nuevo Land Rover Discovery se comercializa con el motor (nuevo también) V6 naftero sobrealimentado producido por el Grupo Jaguar / Land Rover.

El lavado de cara leve que le han practicado no impide sin embargo reconocer que efectivamente ete vehículo sigue resultando tanto o más atractivo que la versión hasta ahora conocido y que en definitiva los cambios introducidos, más o menos sutiles, han llevado al vehículos unos cuantos pasos hacia adelante. Resulta una evolución más que lógica para un modelo que, podría decirse, ha nacido tan bien que practicamente no necesitaría cambio alguno.