Alfa Romeo 169: primer contacto visual

alfa-169-01.jpg

Luego de sondear a marcas del calibre de Cadillac, Mercedes Benz, Jaguar y la mismísima Maserati (prácticamente su hermana…), la casa italiana Alfa Romeo continúa la intensa búsqueda de una posible plataforma para la fabricación de su más grande y lujosa berlina con motor trasero, el Alfa 169, sucesor natural del Alfa 166 que ha dejado un gran hueco por cubrir en el mercado automotríz.

Mientras tanto, a falta de pan buenas son las tortas decía una vecina de mi barrio y es entonces que nos podemos deleitar y recrear la vista con uno de los diseños salidos de la creatividad de un estudiante de diseño de la Universidad Politécnica de Diseño de la ciudad de Milán, el cual tras haber participado del Master de Diseño de Vehículos ha presentado las líneas de lo que bien podría ser el futuro modelo 169 de Alfa Romeo.

alfa-169-02.jpgalfa-169-03.jpg

La búsqueda de las formas y el criterio estético ha sido bastante parejo entre casi todos los participantes del Master, destacándose particularmente el diseño que ilustra esta nota.
Bien Alfa, sin lugar a dudas, lo miramos y ya sabemos que se trata de un producto de la marca. En todos los casos (y en este no ha sido la excepción) los noveles diseñadores han optado por líneas muy estilizadas, por demás modernas y vanguardistas, regidas por el buen gusto y criterio y fundamentalmente optando por dotar al posible Alfa 169 de un remate que denota reminiscencias de los Alfa 158 y Brera. Esto se nota fundamentalmente en el diseño y la forma de los faros traseros del auto que nada tienen que ver, por ejemplo, con los totalmente redondos que se vieron en el Alfa Junior y en el Alfa 8C.

alfa-169-04.jpg

Una línea de cintura propuesta de manera muy elevada, un perfil imponente, perfecta combinación de rasgos curvilíneos y rígidos, un frontal entre futurista y retro que lleva grabado a fuego el sello de la marca con una parrilla que es el símbolo mismo de un Alfa y unos cuantos otros detalles más (casi todos a la vista) son los ingredientes necesarios para que este posible y futuro Alfa 169 sea un auténtico suceso y una verdadera maravilla con destino inequívoco de clásico de clásicos.