Rolls-Royce Phantom Náutica

ROLLS ROYCE PHANTOM NAUTICA 01

Podría decirse que el Rolls-Royce Phantom es, sin lugar a la más mínima duda, uno de esos modelos que bien podríamos catalogar como inoxidables y eternos.La marca británica siempre ha puesto más que sobradas y merecidas expectativs sobre este modelo en particular y en esta oportunidad no han hecho la excepción al “entregarlo” al departamento Bespoke para que –nuevamente- hagan de las suyas tal como lo han hecho recientemente al ponerse manos a la obra con el Rolls-Royce Wraith Inspired by Music.
En este caso, se ha unido al Phantom al mundo de la navegación, pero con la salvedad de que este auto es único, vale decir que no se harán otras unidades más que la que ves en el caso de las fotos de esta nota.

El Rolls-Royce Phantom Náutica, tal su denominación correcta y completa, exhibe –tal como siempre sucede con las geniales creaciones de la flemática firma británica- un nnivel de detalles, elementos distintivos y niveles de terminación dignos de una verdadera obra de arte. La decoración –sobre todo en el interior del habitáculo- es sencilla, medida y con ciertos toques que podríamos mencionar como verdaderamente señoriales y exquisitos. Allí dentro, por otra parte, también se ha pretendido con mucho criterio replicar lo que se vive y experimenta en un yate, con abundancia de madera y otros elementos que contribuyen sobre manera para que la sensación sea mucho más que simplemente eso.
La carrocería, entre tanto, si bien no ofrece mayores novedades en lo que a sus líneas se refiere, presentan una muy acertada y bonita coloración bitono que combina a la perección el Orchid White con el llamado Arabian Blue, un muy buen criterio y concepto que en cierto modo también se replica en las llantas del auto para que todo haga juego como corresponde, sin dejar ni un solo detalle librado al azar.

ROLLS ROYCE PHANTOM NAUTICA 02

Las exageraciones y los elementos innecesarios han sido quitados del medio por completo, incluyendo además en su exterior unas finas líneas en color azul, muy coquetas y correctas, como así también el emblema de un ancla pequeña que va ubicada en la zona de las aletas delanteras del vehículo.
Si faltaba algún otro detalle más: en el cajón que se ubica en la consola central del tablero, hay un bonito compás y una brújula náutica completando del mejor modo esta auténtica paquetería sobre ruedas que será formalmente presentada en el próximo Salón del Automóvil de Frankfurt.