Robos: coches llamativos o dormir bien en las noches?

super-coche-o-dormir-bien-coches-20.jpg

Esa es la pregunta del millón… es estos tiempos quizás la pregunta de los 10 millones! Y mientras la población aumenta, a su vez, crece la inseguridad que hay día a día (y noche a noche). Es decir, luego de un día arduo de trabajo, para todos es importante (más bien necesario… indispensable) tener felices sueños en nuestras horas de descanso: cuántas veces soñaron con el Freddy Krueger del siglo XXI con capucha y un alambre intentando levantar la traba de la puerta y llevarse nuestro codiciado amigo de 4 ruedas que, por lo general: amamos más que a nuestras novias y esposas? Si no entendieron la ironía con Freddy Krueger (quizás son jóvenes) den clic en su nombre.

El hecho es que, a veces un buen pasar en nuestras vidas económicas nos lleva a escoger un automóvil de súper-lujo o un súper-deportivo con franjas de fuego (y un LCD dentro con sub woofers de los que utilizan los dueños de las discotecas) que no siempre son la decisión indicada. Por qué digo esto? Como dije en uno de los anteriores artículos: los coches llamativos enloquecen a las chicas, las cuales giran 95 grados el cuello como poseídas (algo bueno), además hacen enfurecer de envidia a nuestros amigos y vecinos (eso es cruel, pero nos hace felices), entre otras cuestiones relacionadas con el ego.

robo-coche-gta-opinion.jpg

El punto es el siguiente: los malhechores también son seres humanos y sienten atracción por las mismas cosas que los que trabajamos honestamente (aunque su atracción va a acompañada por una sonrisa macabra). Entonces, si nos ven con un mega-motorizado lleno de juguetes brillantes y un motor que sale del capó, obviamente que la suma de cada pieza se calcula de inmediato en sus cabezas. Necesitaremos de la guardia imperial en nuestras cocheras y 2 ninjas vigilando en el techo del vecino.

Por qué no comprase un Ford Orion modelo ’95 con radio a casette? Estoy exagerando quizás pero, es para que se entienda: lo atractivo produce envidia y codicia, y los semáforos duran mucho tiempo en algunas esquinas. Además, el problema de la inseguridad empeora con los consejos que aparecen en Internet de: cómo robar un coche con una pelota de tenis o cómo atracar un automóvil en 20 segundos… obviamente son publicados con la intención de prevenirnos, aunque no todos los leímos todavía (hagan clic en cada link para enterarse). Cuidado, lo ostentoso es un arma de doble filo!