Audi R8 en un río: irresponsabilidad potenciada

audi-r8-hundido-01.jpg

Las cosas por su nombre: una cosa es un accidente y otra muy diferente es la idiotez…
Hecha esta salvedad será bueno ocuparnos entonces de este asesinato con premeditación y alevosía perpetrado en Dinamarca por un idiot… (perdón…) por un conductor que muchas luces en el cerebro no tiene y que terminó hundiendo a su impresionante Audi R8 en un riacho danés.

Hicimos la aclaración al comienzo de la nota ya que esto no es un accidente, esto es un acto de irreparable irresponsabilidad que terminó como debía terminar. Mientras hay quienes se encargan de mejorar lo inmejorable, hay otros (como en este caso) que se encargan de “hacerlo bolsa” por ahí…

audi-r8-hundido-02.jpg

Según algunos testigos presenciales el dueño del Audi R8 (que dicho sea de paso, lo había adquirido recientemente) se “dejó llevar” por la emoción de sentarse al volante de una bestia con semejante potencia y en pleno recorrido por un camino que sólo permitía circular a 80 km/h. se mandó entre los 130 y los 200 km/h. (los testigos no coincidieron en la velocidad final pero sí se sabe que el tipo pasó “en el aire”) y… la cosa no podía terminar de otra manera.
Unas marcas de frenado desesperado, unos matorrales devastados y el inevitable chapuzón en ese pequeño río que parece ser el final de la historia de este bello Audi R8. Lindo problema también para la aseguradora…

Como (obvia) moraleja nos quedan un par de máximas:
– Los límites de velocidad están para respetarlos.
– No siempre tener dinero (el auto cuesta unos 120.000 euros) significa ser más piola.
– Y por último: debería estar reglamentado de alguna manera, o por lo menos debería haber manera de comprobar en un test por ejemplo, si todos podemos sentarnos al volante de un auto con 420 CV de potencia.

Saquen ustedes sus propias conclusiones.