Revisión de urgencia para los Land Rover Freelander

lr-freelander-revisado.jpg

No será una exclusividad de la gente de Land Rover, de hecho otras marcas suelen pasar por momentos similares. Los llamados a revisión de camadas enteras de vehículos son cosa bastante corriente por estos días, sólo que para la casa británica la cosa se ha tornado un poco repetida.
No hace demasiado tiempo Land Rover había llamado a revisión a los modelos Discovery y a los Range Rover Sport, en ambos casos por defectos detectados en la bomba de combustible.
Esos llamados a revisión de los modelos de Land Rover, lejos de ser los últimos, se suman a la lista que engrosa un nuevo llamado a los usuarios específicos del modelo Freelander.

A nadie le gusta pasar por estos momentos pero un llamado a revisión no deja de demostrar de alguna manera el grado y el nivel de seriedad (además del compromiso, claro…) que una marca puede esgrimir.
En este nuevo caso la empresa a través de una carta cita a los propietarios de los Land Rover Freelander 2.2 Td4 cuyos números de bastidores se encuentren comprendidos entre las nomenclaturas H000100 y H111695 debido a fallas detectadas particularmente en el sistema eléctrico de los mismos.

El tema no es menor ya que el problema congénito de los Freelander nombrados en el sistema evaporador del aire acondicionado podría tranquilamente provocar un recalentamiento y en consecuencia… un indeseado incendio con sus lógicas y lamentables consecuencias.

Demás está decir que la reparación del defecto encontrado correrá por cuenta de la empresa…¡faltaba más!