El retorno de Gordon Murray

gordon-murray.jpg

Gordon Murray, el famoso y prestigiso diseñador sudafricano nacido en Durban en 1.946, está de regreso. O mejor dicho, está por sumar un nuevo eslabón a su impresionante cadena de trabajos memorables (porque nunca se ha ido).
Sus obras pueden contarse por decenas, dando inicio su impresionante carrera a principios de los años ’70 de la mano (y la oportunidad) que le dio Bernie Ecclestone para crear el famoso Brabham BT44. De ahí en más, todo fue en ascenso, pasando luego por bólidos de la máxima como los que le permitieron a Nelson Piquet ganar sus dos primeros campeonatos hasta llegar finalmente a trabajar en McLaren creando el memorable McLaren MP4/4 Honda que en 1.988 ganó 15 de las 16 carreras del campeonato.
Y en McLaren, más precisamente en el McLaren Technology Centre supo trabajar en el McLaren F1 además de haber luego trabajado (no allí…) en el Caparo T1, dos auténticas muestras de lo que Murray es capaz de hacer.

Ahora, con todos los laureles sobre su cabeza, Murray sigue trabajando en un proyecto más que interesante y del cual se ha rumoreado algo desde hace tiempo. Se decía que el sudafricano planeaba insistentemente la resurrección del Smart Roaster y los planes en los que está enfrascado parecen darle la razón a esos comentarios.
Resulta que Murray además de también de estar encarando el proyecto de un city car muy económico llamado T25, está trabajando con mucho énfasis en un pequeño deportivo muy ligero, y esto es lo que refuerza la idea de la resurrección del Smart Roadster.

Lo que no es seguro es que si el coche se realiza trate de rescatar el viejo nombre, aunque sí mantendría la misma filosofía de un auto liviano, rápido y fundamentalmente muy económico y divertido.

Por lo demás, todo lo que también nos pueda interesar sigue en la nebulosa. No hay detalles todavía sobre el tipo de diseño que utilizará ni sobre las motorizaciones disponibles, aunque suena muy fuerte el rumor que dice que podría estar usando el motor de una moto.
Si bien la idea está “muy verde” todavía, el grupo de diseño de Gordon Murray ya está hablando con la gente de Caparo para la fabricación de la carrocería y con el grupo de inversores Mohr Davidow para que “deposite la platita”…