Renunció el presidente de Opel

Carl-Peter-Forster

La novela de la venta de Opel, sus idas y venidas, sus capítulos inentendibles y a veces repetidos, han logrado que finalmente la sangre llegue al río… Como consecuencia de una situación que ya se había tornado francamente insoportable ha caído la primera cabeza en esta historia: Carl-Peter Forster, presidente de Opel (foto) ha presentado la renuncia.

Todas las informaciones van en el mismo sentido y sin vueltas: parece que Forster se ha cansado (literalmente hablando) del manejo (o desmanejo) por parte de General Motors en lo que finalmente ha sido la frustrada venta de la casa alemana Opel a Magna. La tensión y el aparente manoseo se hicieron insostenibles y Carl-Peter Forster ha decidido dar un paso al costado definitivamente y de manera indeclinable.
Momentáneamente su lugar será ocupado por Bob Lutz, Vicepresidente de GM y Jefe de Marketing de la empresa, aunque todo parece indicar que quien se quedará con el puesto en definitiva será Nick Reilly, actual Jefe de Operaciones Internacionales de General Motors.

La empresa General Motors ha emitido un escueto comunicado en el que aclara además que no hará mayores comentarios sobre diferentes especulaciones que se están haciendo sobre la salida de Forster de la presidencia de Opel.
Lío en puerta… que pase el que sigue.