Renault y Nissan se unen a EDF buscando electricidad

renault-nissan-edf.jpg

La empresa EDF produce en Francia el 95% (repetimos: 95%) de la electricidad de fuentes que nada tengan que ver con combustibles fósiles y lo hace fundamentalmente a través de centrales hidroeléctricas y nucleares.
¿En qué pueden colaborar entonces una empresa de electricidad como lo es EDF en Francia con dos monstruos automotrices como lo son Renault y Nissan? Simple: el poderoso y creciente grupo entre Renault y Nissan trabaja incansablemente y desde hace ya largo rato en el desarrollo de (entre otras cosas, como un auto económico) motores eléctricos y… ahí está el punto central de la cuestión.

Las dos casas automotrices no pueden sacarse de la cabeza eso de liderar en el corto plazo el mercado de los vehículos sin emisiones y en ese sentido es que han firmado un acuerdo con la empresa EDF con el fin de comenzar a revisar todos los requisitos de ingeniería, legales y comerciales necesarios para poder llevar de manera más que masiva los autos eléctricos a las calles.

Para ponerlo blanco sobre negro y para que se entienda mejor todavía diremos que tanto Renault como Nissan pretenden firmemente que para el año 2.011 la mayoría de la gente pueda tener acceso a los vehículos eléctricos y por eso a través del acuerdo con EDF espera poder contar para entonces con una interesante (y tranquilizadora) red de “estaciones de servicio” en donde se pueda efectuar la carga necesaria y adecuada para ese tipo de vehículos. Ahí está la cosa.

El tema no está cerrado totalmente y permanecerá en fase de estudio hasta (por lo menos) enero de 2.010. Carlos Ghosn, cabeza del grupo, pretende hacer de éste, uno de los proyectos de su vida y si todo sale de acuerdo a lo planeado, lo mismo piensa llevarse a sitios como Israel, Dinamarca, Portugal, Tennessee en Estados Unidos y Kanagawa en Japón.
¡Pavada de proyecto se están mandando!