El Renault Latitude reemplazará al Vel Satis

A más de uno la noticia lo tomará por sorpresa, pero otros en cambio, se la veían venir y ya no hay vuelta atrás. Renault ha tomado una determinación que no le caerá bien a todo el mundo: la marca del Rombo ha adaptado al modelo coreano Samsung SM5 y lo coloca en el mercado automotríz europeo bajo el nombre de Renault Latitude.
Pero la novedad no se limita unicamente a la presentación del Latitude en Europa, sino que además este lanzamiento conlleva otro hecho significativo y es que la casa francesa utilizará al Latitude como el lógico (para ellos) reemplazo para su modelo Vel Satis.

Para conocerlo un poco mejor habrá que saber que el Samsung SM5 es una berlina elegante de gran porte que desde hace tiempo produce la filiar surcoreana de Renault, vale decir, Renault Samsung Motors, una empresa que ya está en diferentes mercados mundiales.
Bien puede decirse, como para poder ubicarlo adecuadamente dentro de la gama de posibilidades que ofrece la casa francesa con sus modelos, que el modelo es un derivado directo del Renault Laguna, con tres diferentes volúmenes, pero con un nivel de equipamiento algo superior, cosa que lo ubica un escalón superior respecto del Laguna.
Los puntos de contacto entre el Samsung SM5 (ahora, Latitude) y el Renault Laguna no se quedan simplemente en el plano estético y también son similares en lo que hace a sus ofertas de motorización (2,0 litros diesel o naftero, con la posibilidad a futuro de que llegue un V6), como así también en las comodidades y elementos que se pueden encontrar en su interior, ya que casi todo allí dentro da la sensación de haber sido trasplantado al Samsung SM5.

Ahora bien, ¿es un reemplazo válido para un modelo como el Vel Satis? ¿es una medida acertada por parte de Renault? La explicación podría encontrarse en la siguiente respuesta: la llegada al mercado de la última versión del Renault Laguna no ha sido precisamente un éxito en lo que a las preferencias del público se refiere y si bien el Latitude no será lo que se conseguía con un Safrane, nos parece un poco exagerado que este nuevo modelo llegue en reemplazo del Vel Satis. De modo que la única explicación aparente para que lo que está por suceder, suceda, será la imperiosa necesidad de Renault de recuperar, sin más vueltas, el volúmen de ventas perdido.