Renault Z.E. Concept en el Salón de París

renault-ze-concept-1.jpg

Como siempre (o casi) suele suceder en estos casos, las opiniones están divididas. No son pocos los que consideran que un Concept es en definitiva una pieza de arte y en consecuencia (tratándose de arte) las sensaciones o las cosas que transmita o genere en la gente pueden ser tan variadas como inesperadas.
El caso del Renault Z.E. Concept, un pequeño polivalente que indudablemente ha sido basado en el Renault Kangoo Be Bop, no escapa a las generales de la ley y ya genera muchas polémicas, tal vez más de las esperadas.

renault-ze-concept-2.jpgrenault-ze-concept-3.jpg

Si se oyen las voces de un lado, éstas dirán que el Renault Z.E. Concept es uno de los vehículos menos agraciados (¿o debemos decir más desgraciados?) de la muestra parisina.
Los más críticos cayeron sobre este pequeño francés argumentando, falta de estilo, carencia total de personalidad y poca sorpresa que pretende en definitiva entremezclar su aparente versatilidad con un diseño que (según ellos) no pasará a la historia, ni de la marca ni de los autos en general.

renault-ze-concept-4.jpg

Sin embargo, también están los del otro bando, los que sostienen que el Renault Z.E. Concept tiene méritos y varios. Desde el punto de vista estético la cosa puede ser discutible (a mí me gusta sobremanera, por lo menos para concept), pero tal vez su mayor atractivo sea en ser uno de los portavoces de los planes en materia de vehículos eléctricos de la marca francesa.
El Z.E. (Zero Emissions) tiene en su interior un motor de 70 Kw (unos 95 CV) acoplado a baterías de iones de litio y tiene como finalidad principal la de optimizar el desplazamiento del auto en zonas urbanas además de presentar novedades como su pintura atérmica y una novedosa carrocería de doble pared lo que significa que dentro del vehículo se puede mantener una temperatura ideal casi siempre sin tener que usar el aire acondicionado.

renault-ze-concept-5.jpg

Como si fuera poco también trae un teléfono Samsung F480 que actúa como un ordenador de a bordo y para rematarla, viene con una patineta electrónica recargable para que se use al aire libre cuando les plazca.
De los vidrios de colores fluo hablaremos en otra oportunidad…

Ahora díganme…¿de qué bando están ustedes? ¿De los admiradores o del de los detractores…?