El regreso de De Tomaso

La muerte de Alejandro De Tomaso en 2003 llevó a la mítica empresa a que en 2004 cesara en sus operaciones efectivas y eso causó gran pesar y más que entendible preocupación para más de uno. Imposible no recordar a esos grandes y memorables modelos de la casa que ha producido creaciones surgidas de la mente de un argentino que se radicó en Módena y que fabricó bellezas tales como el De Tomaso Mangusta y el impresionante De Tomaso Pantera. Todos autos sencillamente fenomenales y generadores de pasiones incontrolables.

La marca pasó finalmente (y afortunadamente) a manos de Gian Mario Rossignolo en el año 2008, quien desde entonces ha intentado la resurrección tan esperada, cosa que ahora está a punto de concretar.
En la apertura del próximo Salón de Ginebra, tendremos la oportunidad de volver a ver un auto con el logo de la casa en exhibición. Se tratará ni más ni menos que del modelo de preproducción que marcará el inicio formal y oficial de la segunda etapa en la vida de esta mítica marca de la que tantos hemos estado esperando su regreso.

Para los más impacientes, diremos que este nuevo modelo de De Tomaso será un SUV que muy posiblemente se ponga a la venta del público para el próximo mes de Junio de 2011, cuyo precio se ubicará entre los 85.000 y los 125.000 Euros.
Con respecto a algunos detalles técnicos del auto que se viene se puede decir que las potencias variarán de acuerdo a las diferentes motorizaciones posibles, pero inicialmente diremos que andarán entre los 260 y los 300 CV finales.
Habrá seguramente dos opciones de motor naftero y una opción con motor Diesel.
De este futuro modelo que está por llegar al mercado no se han difundido aún imágenes o recreaciones digitales como para ir conociéndolo.

Pero además de este SUV de De Tomaso, se sabe también que llegarán una importante berlina de representación de la gama y también un auto deportivo de dos plazas, lo que nos alienta a pensar que las actividades de la legendaria casa italiana comenzarán a desarrollarse frenéticamente en poco tiempo más afortunadamente.
Las fechas de comercialización de estos dos últimos modelos de De Tomaso aún no se han dado a conocer.
De esta manera regresa, esperemos que de la mejor manera, una marca que nunca debió haberse ido (¿es que acaso se ha ido alguna vez?).