Reduciendo la velocidad al estilo chino

laberintos-01.jpg

Unos 60 cm. de altura y casi 30 metros de largo le dan forma en una carretera de China a un novedoso método para lograr que quienes por allí circulan reduzcan sensiblemente la velocidad. Estéticos, lo que se dice estéticos no son, eso queda bastante claro, pero seguramente cumplen adecuadamente su cometido (con salvedades).
Eso sí, sirven prácticamente sólo para los autos, porque camiones por ahí evidentemente no pueden circular y los motociclistas lo tomarán como una gratuita diversión…

Cualquier sistema que se haya implementado hasta ahora en búsqueda de seguridad, cualquier método que se haya intentado para evitar accidentes o por lo menos explicarlos, queda (por decirlo de alguna manera) automáticamente eclipsado a la hora de compararlos con ésto.

laberintos-02.jpg

Estas especies de “laberintos reductores de la velocidad” están implementados en apenas algunos tramos de alguna carretera china, imaginamos que a modo de test o prueba para ir buscándole las vueltas al tema.
Hay quienes opinaron que son francamente mejores que los típicos badenes transversales que muchas veces terminan dañando tanto a los vehículos, aunque no es difícil imaginar que si se entra un “poco jugado” al laberinto como mínimo nos vamos a llevar unos cuantos lindos rayones o algún que otro “bollo” en los laterales del auto.

Desde aquí a la distancia creemos que apostar a nuevas variantes y aportar nuevas propuestas no está demás. Seguramente los peatones estarán bastante más protegidos de esta manera pero ahí quedan flotando también cuestiones que tendrán que ver incluso con la seguridad. Nos preguntamos ¿qué sucederá con el paso de ambulancias y camiones de bomberos? Tal vez no hayan reparado en casos como los que nombramos y seguramente los resultados que arrojen las pruebas quizá sirvan para ir puliendo todo lo necesario como para lograr efectividad pero también que la cosa sea lo más práctica posible, algo que no sucede tal como se ha implementado hasta ahora.