Rat-Lung Hot Rod Concept

RAT-LUNG HOT ROD CONCEPT  - 1

¿El nuevo Batimóvil para una futura película de Batman? ¿El auto elegido por el estrafalario Tim Burton para ser también protagonista de alguno de sus extravagantes filmes? o… simplemente una verdadera obra maestra del mundo de los autos únicos en el mundo. ¿Es un concept car? ¿es un genial Hot-Rod de aquellos que te garantizan incluso el éxito con las chicas más guapas del planeta? Puede ser todo eso y mucho más, sí señor…
Te lo presentamos para que puedas entender de qué se trata. Estamos en presencia del Rat-Lung Hot Rod Concept, un auto que, si es que aún no te convencían los famosos Hot-Rod nacidos allá por los años ’30, hará que cambies definitivamente de opinión.

RAT-LUNG HOT ROD CONCEPT  - 2

El mundo de los Hot-Rod norteamericanos con oprigen preferentemente en la zona de California es muy amplio y variado. Hay de todo, como en botica, y los hay para todos los gustos, pero (comprobalo por vos mismo) éste es algo definitivamente muy especial.
El Rat-Lung Hot Rod Concept es fruto de la iniciativa y la creatividad (también mucho de talento) de un tal Idries Noah, quien tras haber presentado en sociedad a su muy extraña y particular criatura ha sabido explicarla de una manera bastante convincente. Noah ha dicho que este bicho sensacional es un Hot-Rod que ha sido concebido en torno a una máscara de gas

RAT-LUNG HOT ROD CONCEPT  - 3

Es que según el propio Idries Noah, todos necesitamos el aire para vivir y respirar, oxígeno limpio y puro para hacer que nosotros funcionemos correctamente y sin problemas. Con es misma premisa es que ha concebido este increíble Hot-Rod conceptual, tras lo cual ha agregado: “Hasta las ratas necesitan oxígeno para respirar” (¿en quién habrá estado pensando?).
Si gusta o no gusta en particular, eso es un tema que quedará para cada uno, pero lo que es inobjetable es el excelente trabajo que ha llevado adelante para darle forma a este aparato único en el mundo. Mucho detalle y sobre todo (a pesar del aspecto “descuidado” del auto) una prolijidad y un criterio estético para envidiar sanamente (si es que eso es posible).
Toda la cabina del auto es fruto de la imaginación y el trabajo a conciencia de Noah y el resto del conjunto acompaña adecuadamente. Las llantas son memorables, recordando a las de los clásicos norteamericanos de los años ’40 y ’50, calzadas en unos infernales neumáticos anchos a más no poder. ¿Te gusta lo que ves?… lo comprendemos: a nosotros también.