Raikkönen se da el gusto al volante de un Ferrari F12 Berlinetta

Raikkonen en Fiorano

No hay vuelta que darle: el que sabe, sabe. Y Raikkönen está, definitivamente, entre ellos. Sea al volante de un velocísimo Fórmula 1 rojo de Maranello o bien al comando de una bestia “de calle” como lo es un Ferrari F12 Berlinetta, el tipo sabe hacer las delicias de propios y extraños. En este caso, Kimi hizo de las suyas en la pista privada de Ferrari, Fiorano, lugar elegido para “sacar a pasear” a varios periodistas. Las caras y las reacciones son imperdibles. Mientras a Kimi no se le mueve ni un pelo, sus sucesivos acompañantes se expresan de modos tan distintos como las mismísimas sensaciones humanas. Genial.
El piloto finlandés desplegó su mejor repertorio a la hora de manejar el auto del Cavallino Rampante. Fue a fondo, como siempre, ya que la herramienta que tenía entre manos así lo ameritaba. Y vaya si ameritaba pisar el pedal del acelerador. Lo de Kimi fue -tal como podés ver en el video al final de esta nota- sensacional. Y si hablamos del arma que tuvo entre manos el piloto, hay que decir que son puros y rabiosos 740 CV de potencia, tracción trasera, cambio automático de doble embrague y siete marchas para dar reverenda rienda suelta al placer de conducir en su máxima expresión. Un tremendo rendimiento y prestaciones van por cuenta y cargo del auto, pero el resto va de la mano de Kimi. Y lo hace realmente muy pero muy muy bien.
Si no me crees, pegale un vistazo al video y te vas a dar cuenta. Derrapes controlados, también algunos descontrolados, frenadas, neumáticos humeantes, adrenalina a mil y las pulsaciones por las nubes ¿qué más podemos pedir? Yo pediría que me lleve a dar unas cuantas vueltas por Fiorano. Ojala se diera algún día.
Mientras tantos, y mientras seguimos babeando ante semejante muestra de conducción y manejo, no podemos de darle play al video y soñar que -al menos por un rato- estamos allí mismo.
Disfrutalo.