Audi A3 RDX Racedesign: mucho ruído y pocas nueces

16.jpg

La casa RDX Racedesign se ha decidido a poner sus manos sobre este Audi A3. Y digo precisamente “sobre” este A3 porque por dentro no hay ninguna novedad. Ni en el habitáculo ni por debajo del capó. Nada de nada y aprovechando que su color lo acerca bastante al de las aceitunas, podría seguir el comentario relacionándolo a lo culinario, diciendo que se trata de un tuning de mucho ruído y pocas nueces…

La sorpresa ha quedado para otra oportunidad. Este no es el caso.

26.jpg

Cuando te enfrentas por primera vez con este Audi A3 de RDX Racedesign el impacto llega, pero rápidamente la decepción se apodera de vos.
Lo que ves es lo que tenés. Sólo eso y nada más. Debajo de esta carcaza verde oliva tan brillante y pulcra no hay sorpresa alguna.

Lo único destacable de este Audi A3 de Racedesign son las puertas con apertura tipo Lamborghini y los focos delanteros provenientes del Audi A6. Todo lo demás no importa… es más, no hay muchas otras cosas para destacar.

De lo que se ve, el kit de la carrocería cuesta la friolera de 615 Euros e incluye los faldones frontales, traseros y laterales.
Como para no terminar el comentario de manera tan negativa, aunque cueste, diré que el punto más alto de este tuning quedado a mitad de camino, es el detalle y la prolijidad. No hay dudas que se trata de un trabajo bien realizado desde lo estético pero definitivamente le hace falta una vuelta de rosca más.