¿Qué es más importante con un MINI: volar o aterrizar?

Guerlain Chicherit - MINI COOPER

El piloto francés Guerlain Chicherit se había puesto recientemente entre ceja y ceja batir el record que estaba en poder de Taner Foust, intentando superar los 101,19 metros de distancia “volando” con un auto. La idea era subirse a su MINI, dejarse llevar sobre el camino nevado hacia la impresionante rampa que lo elevaría a una velocidad y una distancia increíbles y… batir el record. Pero una vez en el aire el bueno de Chicherit no habrá dejado pasar la oportunidad de preguntarse ¿qué es más importante con un MINI: volar o aterrizar?
El final de la historia le ha dado –lastimosamente- la respuesta: Todo iba perfectamente bien al levantar vuelo, ir por los aires y hasta allí ha llegado mi amor –le ha dicho entonces la buena fortuna-.
El MINI de Guerlain Chicherit, tal vez por algún error de cálculo –recordemos que en realidad el piloto estaba practicando el salto en cuestión- o por alguna otra razón (¿el viento tal vez?) llegó a la rampa de recepción de un modo muy lejano al ideal y así las cosas, el auto comenzó a dar una interminable serie de tumbos hacia delante tras “clavarse” de trompa en la salida.
Finalmente Chicherit, entre el mareo, el susto y los dolores corporales, se habrá respondido aquella pregunta: ¿qué es más importante con un MINI: volar o aterrizar? Aterrizar, amigos… aterrizar y –dentro de los posible- haciéndolo bien…

Algunos reportes posteriores al accidente de Chicherit indican que muy posiblemente el auto haya llegado a la rampa final con más velocidad de la necesaria y esperada y tal vez allí se encuentren los verdaderos motivos del tremendo y dantesco accidente del piloto francés.
Los equipos de emergencia y rescate no se han hecho esperar y así las cosas Chicherit fue socorrido y trasladado en helicóptero hasta un hospital. Por suerte –y porque Dios es grande- el piloto sufrió sólo fuertes golpes pero su condición no reviste gravedad. El que ha salido realmente maltrecho del incidente es el pobre MINI que quedó de terror…
Los impresionantes 1.000 CV de potencia que supo desarrollar el MINI lo han transformado en cuestión de segundos en un auto sencillamente inutilizable… por lo menos Chicherit, lo ha intentado…
Y si aún te lo estás preguntando, ya sabes…: lo importante si es que deseas con tu auto volar, es simplemente aterrizar (si es con las cuatro ruedas apoyadas, mucho mejor).
Mirá el video…