Prueban el Range Rover V8 5.0

range-rover-v8-01

En alguna ruta de Inglaterra ya se está notando la mano de Tata luego de la compra de Jaguar y Land Rover. Resulta que están probando, dale que te dale, de acá para allá, este Range Rover con un motor que ya había sido estrenado en otra oportunidad en los Jaguar XFR y XKR: la planta motríz en cuestión es la de 5.0 litros de cilindrada y V8 cilindros, muy, pero muy fuerte y potente por cierto. Y esa es precisamente la mano de Tata a la que nos referíamos, la combinación de cosas de una marca con la otra. Optimización, que le dicen… bah!

range-rover-v8-02

Se sabe que la idea es la de ir introduciendo paulatinamente en la gama de ofertas de Range Rover a las diferentes motorizaciones de la casa Jaguar y para cuando los Range Rover reciban una buena lavada de cara (vale decir un correcto restyling) esas motorizaciones se ofrecerán al público en general.

El motor que están probando en estos momentos en un Range Rover (fotos) se denomina internamente (en Jaguar) AJ-V8 Gen III y del mismo existen dos versiones, a saber: atmosférica de 385 CV y turboalimentada de 510 CV de potencia final.
A pesar de este dato no se sabe a ciencia cierta si cuando el Range Rover que viene llegue al mercado, se implementarán las dos clases de motor o simplemente la menos gastadora.

range-rover-v8-03

La utilización de inyección directa será fundamental para conseguir algo muy importante a pesar de la mayor cilindrada (5.0 litros contra 4.2 de la actualidad): rebaja notable y sensible de consumos y fundamentalmente menores emisiones contaminantes, algo a lo que en Europa, sobre todo, le prestan mucha atención.