Protesta de empleados de Dacia en Rumania

dacia.jpg

Desde ahora los empleados de Dacia en Rumania pueden asegurar algo con total seguridad: en su país aún quedan muchos chupasangre. Y no hablan del legendario Conde Drácula, no, no. El famoso vampiro de Transilvania habrá sido el primero conocido según ellos, pero en realidad ellos hablaban de los directivos de la casa rumana.

Efectivamente los empleados de la planta de la marca en Pitesti acaban de levantar una huelga que habían empezado hace unos días en reclamo de mejoras en su salario. El pedido en realidad se basaba en la necesidad de equiparar sus salarios con los de los operarios franceses y la respuesta por parte de la empresa no se hizo esperar.
No es que se preocupen mucho por la gente, sólo se dieron cuenta que una fábrica parada no es negocio para nadie y los operarios amenazaban con seguir la huelga por tiempo indeterminado, de modo que no había mucho para pensar.

Los obreros en conflicto finalmente consiguieron una suba de unos 133 euros brutos más una interesante prima de 330 euros.
Renault ha invertido muchos millones de la moneda europea en esta factoría de Rumania y por un momento se temió por la esperada producción de los modelos Logan pick-up y Sandero europeo. Por eso los directivos de la empresa decidieron moverse rápido y desactivar de alguna manera la huelga que amenazaba fuertemente la rentabilidad y la producción.

Ahora que el conflicto se ha superado (o por lo menos eso es lo que parece) las propuestas de la empresa han sido aceptadas por el SAD (Syndicat Autoturisme Dacia) y se espera que se vuelva al ritmo de producción normal para este mismo lunes 14.

Durante el transcurso de la protesta la factoría ha dejado de producir nada más y nada menos que un total de 17.000 vehículos Logan. Esto como para tener una cabal dimensión de la protesta y sus consecuencias.

No es que vayamos a apoyar medidas de este tipo y esta modalidad de protesta pero estas cosas suceden y seguirán sucediendo mientras las grandes terminales automotríces se sigan metiendo en lugares en donde pretenden utilizar mano de obra barata (en este caso los rumanos y más adelante pueden ser otros lugares como China y hasta la misma Argentina…) y obtener grandes ganancias a costa del esfuerzo sin medida de los empleados que tarde o temprano explotan.
Como muestra basta este botón.