Primeras imágenes del BMW para el DTM del 2012

Finalmente y tras larga espera, y no poca ansiedad, podemos acceder a las primeras fotografías del BMW para el DTM del año 2012. El ingreso de la marca a este tipo de competencias ya había generado muchas expectativas, reflejadas también aquí en Coches 2.0, sólo que ahora nos vamos acercando mucho más a la realidad y no necesitamos imágenes recreadas ni nada por el estilo. Allí están las primeras fotos (casi espías) de este auto que ahora mismo están preparando en Aschheim, Alemania.

La casa de Baviera ha colocado en pista a un auto del que podemos llegar a sacar doble tajada: primero, obviamente, podemos apreciar finalmente gran parte del aspecto que tendrá el modelo en las carreras del Turismo Alemán, pero como segunda tajada, podemos apreciar algunos de los cambios reglamentarios de la categoría para el 2012, el DTM es una categoría muy inquieta y pujante y siempre esté en franca evolución.
El nuevo reglamento del DTM elimina las aletas aerodinámicas que antes se ubicaban tras las ruedas traseras y también muestra un alerón trasero ubicado de manera no tan elevada. Todo eso está destinado a modificar sensiblemente la carga aerodinámica de los autos y, por consiguiente, fomentar que los coches viajen más cercanos unos a otros y con eso haya mayor posibilidad de sobrepasos en carrera.

A pesar de lo que se ve en las fotos, dicho sea de paso, allí “abajo” hay un verdadero BMW M3, aunque no lo parezca, claro está. Las modificaciones aerodinámicas y el reglamento de la categoría prácticamente han hecho “desaparecer” al auto original, pero efectivamente, allí está.
Otra novedad, que de momento no ha sido totalmente confirmada, es la de la gran posibilidad que para el año 2012 todos los autos de la categoría DTM compartan un chasis central unificado para todos por igual fabricado con fibra de carbono por Dallara, al que se le agregarán sendos chasis tubulares. Bajo el capó habría un motor V8 casi calcado para todos los autos (de todas las marcas participantes) con una caja de cambios que también sería unificada para todos. Por fuera, por supuesto, cada coche adoptaría el aspecto característico de cada modelo de las marcas. Esta medida no tendría otra finalidad más que la de igualar y logra más lucha y mejor espectáculo para los aficionados de las carreras, emulando de alguna manera lo que sucede en otras diferentes categorías automovilísticas en otras partes del mundo. Si eso será del agrado de participantes y seguidores, ya se verá. En otros lugares ha funcionado de maravillas, pero esto es el DTM, otra cosa definitivamente, por lo que habrá que estar atentos para ver cómo sigue el tema.

De momento, lo más importante es que tenemos finalmente la chance de ver al BMW del DTM para 2012, un recién llegado que es más que bienvenido a la categoría para luchar contra los Mercedes Benz y los Audi.