Primer trimestre ’08: Ford gana 100 millones de dólares

ford.jpg

Esto que les voy a contar no fue sacado del programa de Ripley y es verdad aunque ustedes no lo crean. En este mundo en el que los números mandan y todo se rige absolutamente por el signo pesos (cosa que no critico, claro está) no es común que atravesando crisis económicas mundiales muy severas haya alguna empresa que pueda cantar victoria y afirmar que ha ganado dinero. Pero como siempre, hay casos puntuales que parecen tratarse de empresas de otro planeta y éste es el caso de Ford Motor Company.

Resulta que a pesar de la gran debacle económica del gigante del norte (hablo de los Estados Unidos de América) la casa del óvalo azul se ha visto beneficiada en el primer trimestre del año 2.008 con una ganancia inédita de 100 millones de dólares.

Los números de enero, febrero y marzo del corriente año han dejado estos datos que toman un valor especial y significativo si encima se los compara con los 282 millones que la empresa perdió durante el mismo período pero del año anterior.
El balance de esta etapa de Ford muestra una caída del 8% en los ingresos totales pero estos datos no incluyen los montos ingresados por las ventas de Jaguar y Land Rover, de manera que la cosa no ha venido nada mal en el comienzo de año.

Los buenos resultados y la increíble ganancia se debe principalmente a las ventas de los mercados de Europa, Latinoamérica, Asia-Pacífico y África, pero fundamentalmente se cree que los dos primeros son los que han definitivamente incrementado los números.

En los Estados Unidos también hubo un shock por las cifras dadas a conocer, sólo que en este caso los números fueron escritos en rojo dando como resultante un negativo de 45 millones de dólares, cosa que tampoco ha preocupado mucho comparándolos con los 613 millones perdidos el año pasado.

Ahora que Ford puede sonreír y tomar una nueva bocanada de aire hay que desglosar los verdaderos motivos de este sensible crecimiento. En primer lugar se ha logrado una clara optimización de los procesos de producción, en segundo lugar el programa de despidos incentivados de la empresa también se ha hecho notar y finalmente la reducción de modelos en línea de producción también ha sido un factor importante a la hora de hacer crecer los números positivamente.

Ahora Ford lamentablemente deberá seguir usando una filosa tijera si es que desea mantener esta tendencia que indudablemente va en beneficio propio pero que no resulta tan positivo para quienes deban ser (por dar un ejemplo) despedidos. Pero ya se sabe, los números mandan y por ahora Ford sonríe.