El primer colectivo articulado ya circula por las calles de Buenos Aires

colectivo.jpg

A primer golpe de vista la presencia en las calles de Buenos Aires de un transporte colectivo público de pasajeros de semejantes dimensiones y características para facilitar el tránsito y la maniobravilidad, me pareció un despropósito. Debo reconocerlo, la ignorancia no es buena compañera y jamás pude pensar que un vehículo como éste pudiera mejorar nada respecto del caótico tránsito vehicular en nuestra ciudad.
Equivocado sobre manera. Prejuicioso incurable.
Todo lo contrario a lo que mi limitada mentalidad pudo suponer.

Ahora que el primer colectivo articulado de este tipo circula por las calles de Buenos Aires comienzan a verse los beneficios. Y son muchos.

La empresa Nuevos Rumbos S.A. destinó a la línea 132 que realiza el trayecto entre Flores y Retiro, esta primera unidad Mercedes Benz articulada de 18 metros de longitud que servirá como prueba piloto para futuras experiencias similares.
Según lo comentado y como dije anteriormente, las ventajas parecen ser más que los inconvenientes.
En primer lugar se sabe que esta unidad con “fuelle” es infinitamente más fácil de conducir que las unidades comunes.
Así lo atestiguan los choferes.
La capacidad de maniobra en espacios reducidos e incluso en calles muy angostas o con poco espacio (tal es el caso habitual en Buenos Aires) es muy buena y quienes lo han podido manejar no hay ahorrado elogios para el colectivo y su sistema.

Con una capacidad para 140 pasajeros (muchos más que los colectivos que recorren las calles de la ciudad hoy en día…) el sistema que lo distingue es un Hubner que facilita el trayecto tanto en curvas como en rectas. También (y aunque parezca lo contrario) su estabilidad es inmensamente mayor que la del resto de los colectivos o micros.

Este colectivo gracias a su novedoso (por lo menos para los porteños) sistema puede realizar giros con un radio de 11,15 metros y una vez más las ventajas del sistema quedan a la vista.
El chasis está fabricado en Brasil y tiene un motor OM 457 LA de 360 CV de potencia.

Este tipo de transporte público no es una novedad en muchas otras partes del Mundo, pero sí en Argentina y puntualmente en Buenos Aires. Esperemos que dados los beneficios y como para ponernos a tiro del resto de las grandes ciudades del planeta, avanzadas, pujantes y modernas, ésta experiencia se transforme prontamente en una costumbre para todos nosotros.