Primer accidente de un Chevrolet Corvette Stingray 2013

Todavía no hemos tenido tiempo para acomodar nuestras neuronas ante la sensacional llegada el nuevo Chevrolet Corvette Stingray del 2013 y ya nos tenemos que hacer a la idea de que hay quienes, sin darle el más mínimo valor a su tesoro, se dedican a andar accidentándose por allí como si nada sobre una de estas bellezas sobre ruedas…¡Será de Dios! Uno lo ve y no puede creerlo, pero, lamentablemente es cierto y muy cierto. Y vean ustedes que hemos visto accidentes de esos que nos duelen en serio, pero esto… es inaudito.
Hace menos de un mes nos sorprendíamos al ver al nuevo Stingray reluciente en el Salón del Automóvil de Detroit, muestra en la que ha sido casi sin ningún lugar a dudas una de las estrellas indiscutidas y así nomás, de repente y como quien no quiere la cosa, lo vemos estrellado al costado de una ruta norteamericana.

Un bellísimo Chevrolet Corvette Stingray de un color azul eléctrico y rabioso, a la vera del camino en un paraje de Arizona. Igual de eléctrico y rabioso deber haber quedado el propietario del auto tras “debutar” en el rubro accidente con su Corvette maravilloso. No se ha registrado otro incidente anterior hasta ahora con un nuevo Stingray, por lo cual el dueño de esta unidad cuenta desde ahora con el dudoso privilegio y honor de ser el primero de la lista.
Que es un auto super rápido, de eso no teníamos ninguna duda, pero que también sea uno de los más rápidos ala hora de sufrir un accidente… eso sí que no estaba en los planes de nadie. Duele hasta la mismísima médula de tan sólo verlo y eso que no es nuestro… Según lo relatado por algunos testigos presenciales, el conductor del auto se aprestaba a encarar una curva cerrada cuando de repente una de las ruedas delanteras piso la parte interna, fuera del asfalto, provocando el descontrol inmediato y el despiste.
De acuerdo alo que ha informado gente de la marca no se han reportado grandes daños en el auto y tampoco se han visto involucrados otros coches o personas en el accidente.
Afortunadamente el conductor tampoco sufrió heridas de ninguna clase.

Ahora, ya se sabe… este auto excita y tiene la suficiente potencia comop para llevarte lejos, también fuera de la carretera… Dueños del nuevo Stingray… con cuidado por favor.