Porsche ya tiene su propio “Carrusel”

CARRUSEL DE PORSCHE

Ya sabemos -porque aquí en este espacio lo hemos visto tantísimas veces- la importancia que tiene para las diferentes marcas el legendario y complicadísimo trazado largo del Nürburgring, más conocido como el Nordschleife. Hasta allí se movilizan ingentes grupos de técnicos e ingenieros para desarrollar en las más complicadas condiciones posibles a los modelos sobre los que están trabajando, eso ya no es novedad. Pero lo que sí es novedad es lo que finalmente ha mostrado y anunciado la marca alemana Porsche, quienes “se han llevado” (por decirlo de alguna manera) a su propia pista de pruebas en Stuttgart, al famoso “Carrusel” del Nürburgring, cosa que podés ver en la foto que está encabezando esta nota.

Los de Porsche han reproducido milímetro a milímetro la sensacional y exigente curva, que -dicho sea de paso- también recibe el nombre del legendario piloto alemán “Caracciola”, y allí comienzan a probar a sus autos excepcionales. La cuestión pasa porque esa curva es una de las más exigentes jamás recorrida y conocida. Lo que se exige en esa curva maravillosa es algo de no creer, sometiendo a autos y pilotos a enormes cargas G desplazadas que son de mucha utilidad a la hora de poner un auto perfectamente a punto como corresponde y, encima, lograr excelentes prestaciones.

La inclinación infernal y el marcadísimo peralte de la curva, sumado todo a las lógicas vibraciones que se producen en el auto a causa del asfalto en una curva de estas características, hace que éste sea uno de los escenarios ideales para poner en condiciones extremas a un auto como los de Porsche.
De hecho, tan importante es esta curva del “Carrusel” (la original, por supuesto) que muchos autos han defeccionado o se han quedado en la misma mientras se disputaban las recientes 24 Horas de Nürburgring, por eso, con más motivo, a Porsche le interesa sobre manera poder contar con un banco de pruebas propio que -de paso- tenga una curva exactamente igual como para solucionar todos los inconvenientes.
Seguramente los beneficios de tener en su propio patio trasero una réplica exactamente igual al “Carrusel” original para sus propias pruebas (esta réplica incluye los mismos bloques de hormigón característicos del trazado original) se verán casi de inmediato. Ha sido, definitivamente, una muy buena e inteligente idea de su parte.