Un Porsche 918 Spyder “fogoso” en Canadá

PORSCHE 918 INCENDIADO

Dos videoaficionados ocasionales que pasaban frente a una estación de servicio en la provincia de Ontario, en Canadá, el pasado fin de semana no podían dar crédito a lo que estaban viendo con sus propios ojos. Allí, cerca de la ciudad de Toronto, mientras un bello y hermosísimo Porsche 918 Spyder aguardaba su turno para ser atendido en el lugar. Todo parece indicar que quien estaba encargado de la recarga de combustible -no se sabe si algún empleado del lugar o bien el propietario del auto- cometió algún deslíz y todo terminó como ha terminado. El tema es que ante el más mínimo error en la carga, si el combustible llega a derramarse en este autazo alemán, la salida del tanque se encuentra realmente en una zona muy pero muy cercana al motor y posiblemente eso haya provocado semejante incendio.

Cabe mencionar que esta es una de las pocas unidades de este auto que la marca Porsche ha fabricado, por lo cual, el incendio de este Porsche 918 Spyder tan “fogoso”, duele hasta la mismísima médula. Nunca nos podremos acostumbrar a ver algo semejante y eso que aquí en este mismo espacio en Coches 2.0, hemos visto accidentes y siniestros de todo tipo, forma y color. Pero siempre nos terminamos sorprendiendo y nos duele el corazón. Y si, como si fuera poco, nos fijamos en el costosísimo precio de este auto, entonces el llanto resultará prácticamente inevitable y más que justificado: este Porsche 918 Spyder cuesta nada más y nada menos que la friolera de 800.000 Euros. Una locura.

De haber sido tal como nos lo han comentado, vale entonces seguir este tipo de accidentes muy de cerca, ya que se trata de una lamentable e indeseable situación por la que nadie quiere pasar pero que puede reiterarse de un momento a otro. Digo, si es que efectivamente hay algún tipo de desperfecto en el diseño del auto… tal vez, de llegar a repetirse algo así, se debería hacer una impostergable llamada masiva a revisión. ¿Lo ameritará realmente? Ya veremos…
Mientras tanto, mirá el video a continuación.