Porsche regresaría a la Fórmula 1 en 2013 con motores Turbo

El Salón del Automóvil de París no sólo está entregando interesantes novedades sobre el mercado automotríz a presente y a futuro, sino que además ha sido el escenario para que se lancen declaraciones que no caerán, definitivamente, en saco roto.

Este es el caso: el nuevo Jefe Ejecutivo de Porsche, Matthias Mueller, ha prácticamente confesado algo que será una bomba de llegar a concretarse en poco tiempo más.

Mueller ha dicho de manera absolutamente oficial (y aquí no hubo ni hay rumores ni trascendidos…) que a Porsche le interesa regresar a la Fórmula 1 para cuando en el año 2013 se re-inaugure la era del Turbo.

En este sentido Mueller ha dicho que “no quieren que Audi y Porsche compitan frente a frente en Le Mans, porque les resultaría aburrido”, al tiempo que ha agregado que “deberán definir entonces si una marca va a Le Mans y la otra a la Fórmula 1”.

No es nuevo que ya se había planteado el interés de marcas del Grupo por ingresar a la Categoría Reina, pero así las cosas ya se habían descartado por completo los ingresos de Volkswagen y Audi, de modo que tan sólo resta esperar más concreciones de parte de lo que podemos esperar de la posible llegada (mejor dicho, retorno) de la alemana Porsche a los Grandes Premios.

Eso sí, de confirmarse de manera concreta este anuncio y esta declaración de intención recientemente hechos por Mueller, este regreso no se dará antes de que llegue el año 2013, momento en el cual se cambiará la normativa respecto de los motores en la Fórmula 1, cuando se permitirá la utilización de plantas motríces de 1,5 litros de cilindrada Turboalimentados.

Haciendo un poco de rápido revisionismo respecto de las presencias de Porsche en la Fórmula 1, habrá que decir que la última oportunidad en que un motor de la marca ha movido un auto de Grand Prix ha sido en el año 1991, momneto en el que se asoció con el equipo Footwork (ex Arrows, por entonces). Pero la historia de la marca en la Fórmula 1 se remonta en realidad al año 1957, cuando ingresó por primera vez permaneciendo hasta el año 1962. Sin embargo lo más exitoso y contundente se dio en los años 1984 y 1985 cuando con la dupla Niki Lauda – Alain Prost, Porsche (asociada con TAG) dominó y ganó los campeonatos de la especialidad.

Todo parece indicar que habrá una “tercera venida”.