Porsche 912 eléctrico: perversión con estilo

322.jpg

¿Sacrilegio? ¿Asesinato? ¿Mal gusto? ¿Cómo poder describir con exactitud y justicia un hecho semejante? Existe una gran diferencia entre la perfección y la perversión. Si bien las palabras suenan bastante similares, podría decirse que su significado es diametralmente opuesto. Pero no todos parecen saberlo. No todos parecen estar advertidos de esta diferencia.
Tal parece ser el caso de Jens Broedersdorff y Uwe Koenzen quienes prácticamente han sido declarados personas no gratas en las diferentes comunidades “Porschistas” del planeta. Sólo falta que por su injustificable actitud se confeccionen sendos identikits y afiches solicitando sus respectivas capturas internacionales. Ellos han sido los responsables devenidos en cómplices de uno de los más grandes intentos de asesinato de la historia automotríz.

230.jpg

Resulta que allá por 1995 se decidieron a comprar un viejo Porsche 912 con severos daños en su planta motríz por unos 3.000 euros y ante lo insalvable del estado del motor se pusieron manos a la obra y transformaron al 912 en un auto eléctrico.
No se trata de un auto con un motor eléctrico y otro a nafta. No señores. Este Porsche 912 es eléctrico y nada más que eléctrico. Les dije al comenzar la nota: un verdadero sacrilegio. Un asesinato.

134.jpg

Pero lo hecho, hecho está. Y esto es lo que hicieron estos dos buenos amigos con esta joya clásica hasta las manijas.
Instalaron un motor eléctrico en el sector trasero del auto y un kit de baterías en el maletero delantero que han elevado notablemente el peso del 912 haciéndolo pesar de este modo unos 400 kilogramos más.

419.jpg

Este Porsche 912 eléctrico tiene una gran ventaja ya que puedes recargarlo tranquilamente a la red eléctrica de cualquier pared de tu casa, pero claro todo tiene sus consecuencias y en este Porsche las consecuencias se manifiestan a través de la velocidad final, la potencia y la autonomía. El 912 eléctrico alcanza los 160 Km/h. de velocidad final mientras que el original llegaba a los 177 Km/h.
Su autonomía viajando a unos 100 Km/h. es de 90 Km. mientras que en la configuración original era de 778 Km. ¿Diferencias? Varias. Muchas, diría yo. Pero como ya se sabe en todo hay pros y contras y en este caso también.

De todos modos te cuento que ahora que lo pienso son más los pros que los contra. Resulta particularmente interesante saber que según la tarifa eléctrica europea el costo del consumo de este auto es de entre 1,7 y 2,5 euros por cada 100 Km/h. Además la carga de las baterías dura algo así como 8 horas.

¿No lo vas mirando con otros ojos ahora?