Porsche dona el dinero que “le ganó” a Londres

donacion-de-porsche.jpg

La famosa procupación europea por las nocivas emisiones contaminantes… muy lejos de aquí, no sólo por las distancias, sino también por el lugar que ocupa el tema en la sociedad. Ahora nos venimos a enterar del epílogo de una historia (que tiene mucho que ver con el tema de las emisiones contaminantes) que había comenzado hace ya mucho tiempo en la ciudad de Londres y que involucraba a las mismísimas autoridades de la ciudad y a la marca alemana Porsche.

La cuestión era simple (aunque fue de complicada resolución): las autoridades de Londres habían planteado la necesidad de aplicar tasas (impuestos…) a los autos más contaminantes que ingresaran a la gran urbe londinense.
La gente de Porsche decidió protestar, elevó sus quejas, lo llevó todo al terreno de la justicia, finalmente ganó el litigio y ahora la ciudad de Londres se ha visto en la obligación de responder por lo actuado.
Por eso la comuna de la ciudad de Londres fue obligada a indemnizar a Porsche con la cifra de 470.000 euros y los gastos totales por las acciones jurídicas llevadas a cabo.

Porsche ha actuado tal como había dicho que iba a actuar y terminó donando la cifra recibida de parte de la ciudad de Londres a una entidad llamada Skitz que se dedica a conseguir puestos laborales a jóvenes conflictivos o con serios problemas de conducta. ¿Qué mejor entonces que dedicar el dinero obtenido para fines benéficos y encima (como para que todo quede en casa) entregárselo a una entidad londinense? Parece que todo ha cerrado redondito gracias a la decisión de Porsche de ayudar con ese dinero que le “ha caído del cielo”.
En la foto de la nota, el presidente de Porsche Gran Bretaña le entrega el cheque simbólico con la cifra de dinero (para nada simbólica…) al representante de Skitz, la entidad beneficiada.
Algo para aplaudir.