Porsche clásicos destruídos por el fuego

Las imágenes dicen mucho más que miles de palabras. Es que en realidad, al ver cosas como ésta, lo primero que sucede es que uno se queda sin poder hablar por un largo rato. Para muchos estas fotos podrían significar las imágenes del mismísimo infierno y créanme, muy desacertados no están… Algo terrible ha sucedido y allí están; unos cuantos autos clásicos, joyas invaluables de diferentes épocas y lugares, consumidos por el imparable fuego de un incendio (nos acostumbraremos nunca a ver estas cosas… y de incendios lamentables hemos vistos varios casos).

El hecho tuvo lugar en Alemania, más precisamente en la ciudad de Hamburgo, el pasado 20 de enero de 2011. Las llamas se apoderaron de un parque empresarial en el que se ubicaban depósitos de muebles, una pista de karting y también este taller de restauración de autos clásicos y antiguos. Las causas del incendio se desconocen pero lo concreto en este caso es que ha consumido casi completamente una valiosa colección de autos cuyo valor alcanza los 20 millones de Euros y cuya pieza principal era un Lohner-Porsche (en la primera foto de la nota), fechado allá por el año 1900/1901, uno de los 300 ejemplares que se han fabricado del auto. El punto para destacar además sobre este fenomenal Lohner-Porsche destruído en Hamburgo es que se trata del primer auto híbrido de la historia, siendo el precursor absoluto en estas lides, anticipándose incluso 1 siglo al famoso Toyota Prius, nada más y nada menos.

Pero no sólo a ese Lohner-Porsche ha consumido el tremendo fuego, allí en las imágenes también se aprecian los restos de algunos Porsche 356, que han quedado en un estado sencillamente irrecuperable. Y la lista de los daños sigue, lamentablemente, con otras piezas de colección que uno nunca hubiese llegado a pensar iban a terminar sus días de esta manera. En el taller de restauración también había autos tales como algunos Bugatti, algunos Maserati y también una motocicleta antigua en reparación.
Los daños además alcanzaron a otros vehículos nada históricos por cierto, aunque el saldo sea igual de lamentable: en la segunda foto se aprecia en primer plano un Porsche Cayenne en estado terminal.

Así las cosas, este ha sido el lamentable saldo de un 20 de enero fatídico para los amantes de los autos clásicos. Hay cosas que no tienen vuelta, esto por ejemplo…