Pontiac GTO (1964-1974)

PONTIAC GTO - 1

Pontiac ha sabido maravillar y sorprender a propios y a extraños en 1964 con la llegada al mercado del fabuloso Pontiac GTO. Más que ser catalogado como uno de los mejores Muscle Cars de todos los tiempos, no son pocos los que sostienen (y puede que tengan mucha razón) que en realidad esta auto ha sido efectivamente “el primer Muscle Car” que haya pisado la faz de la Tierra. Su gran impronta ha dejado marca entre el año del debut, 1964, y 1974, momento en el que formalmente se ha dejado de fabricar para luego regresar entre 2004 y 2006 pero esta vez producido por la marca australiana Holden para conmemorar los 40 años de vida del modelo en cuestión.
Para el año 2014 se aguarda con expectativas la llegada de la versión que celebrará los 50 años del GTO.

PONTIAC GTO - 2

Desde sus comienzos el Pontiac GTO estaba muy estrechamente relacionado estéticamente con otro producto de la casa norteamericana, hablamos del Pontiac Tempest, cosa que se mantuvo prácticamente hasta el año 1973. Luego en 1974 el auto adoptó algunas similitudes estéticas y de diseño con el Pontiac Ventura. La historia con el nuevo Pontiac GTO de los tiempos que corren es muy diferente ya que prácticamente el auto es un Holden Monaro sin más vueltas.
El Pontiac GTO (que ha tenido un muy digno rival por ejemplo en el Plymouth Barracuda que también se produjo entre 1964 y 1974) fue el auto que formalmente inauguró “la moda y la locura” por los Muscle Cars en los Estados Unidos y ha sido el modelo que encendió la llama de la pasión por este tipo de autos. Ese es fundamentalmente su gran hito en la historia.

PONTIAC GTO - 3

Este auto no escapó lamentablemente a la famosa crisis del petróleo por la que atravesó Estados Unidos a finales de los ’60 y principios de los ’70, cosa que también le sucedió a los otros “monstruos” norteamericanos devoradores de combustible a más no poder, razón por la cual comenzó un declive marcado que vio la llegada de autos sedanes de origen europeo que fueron copando el mercado paulatinamente.
Las versiones coupé y descapotable que se vendieron, sin embargo, se las han arreglado a las mil maravillas para seguir siendo por siempre un objeto de culto entre los amantes de las grandes emociones sobre ruedas. Los sonidos y el empuje de su poderoso motor V8 delantero y su sensacional (no podía ser de otro modo…) tracción trasera son su marca registrada, al margen de su estampa única e inconfundible.

PONTIAC GTO - 4