La policía francesa utilizará los Renault Mégane RS

En los últimos tiempos hemos visto autos de policía para todos los gustos. Los hay y los hubo de un impacto sin precedentes y todo parece indicar que así seguirá siendo la cosa, por lo menos en algunos países del Continente Europeo (aunque también en los Estados Unidos hemos visto cosas impresionantes). Allí, en Europa, en algunos países en mayor medida y en otros en menor medida, se da muy seguido esto de ver por las calles de sus ciudades autos increíbles con sirena y luces de colores persiguiendo delincuentes a más no poder.
En esta oportunidad, la novedad llega desde Francia, lugar en el cual la policía (más precisamente la Gendarmería de Francia) comenzará a utilizar en un tiempo más a unos impactantes y veloces Renault Mégane RS para combatir a las fuerzas del mal.

Las unidades asignadas para tal fin serán nada más y nada menos que 70 y cumplirán sus funciones en las rutas y diferentes vías rápidas del país galo.
La idea no parece nada mala si se tiene en cuenta que a estos 70 Renault Mégane RS se los empleará en operativos en los cuales se necesite imperiosamente agilidad, velocidad y enorme capacidad de reacción… sin embargo surge casi inevitable una pregunta que muy posiblemente muchos ya se hayan hecho: ¿dónde ubicarán a los delincuentes una vez que se haya cumplido la tarea?… Decimos ésto simplemente porque como todos ustedes ya deben saber el Renault Mégane RS se comercializa en una versión de dos puertas…
Seguramente los Renault Mégane RS que usará la policía de Francia cumplirán con el cometido de perseguir y detener, mientras que otros vehículos se dedicarán a transportar a los detenidos. Seguramente sea finalmente así.

Pero todo eso es, para nosotros, harina de otro costal. Las cosas que verdaderamente nos interesan están en otro lado. Vamos a eso: el Renault Mégane RS que utilizará la policía en Francia lleva bajo su capó un motor de 2 litros de cilindrada sobrealimentado y que llega a los 250 CV de potencia final como si nada. El auto alcanza sin ningún inconveniente los 250 km/h. y su aceleración de 0 a 100 km/h. es de 6,1 segundos.

Pues bien amigos, si lo que andaban buscando los encargados de resguardar la ley y el orden en las veloces rutas de Francia era un auto rápido, ágil, veloz y picante, nadie podrá negar que la elección ha sido más que correcta y acertada…