Polémica por la bandera de la Marina de Italia en la trompa del Ferrari en la India

El Gran Premio De la India de Fórmula 1 del 2012 no había empezado a hacer mucho ruído de motores en pista cuando, de repente, estalló la polémica. Cuando comenzaron a quitarse las mantas protectoras de los autos de los diferentes equipos, no fueron pocos precisamente quienes posaron su mirada en la trompa de los Ferrari F2012 del equipo italiano en los boxes. Algo se ha modificado en la “decoración” del auto rojo del Cavallino Rampante y no es un sponsor de los más esperados. Se trata ni más ni menos que de la bandera de la Marina de Italia (ver en detalle la primera foto de la nota). El tema no hubiese pasado a mayores de no ser por unos “pequeños” detalles demasiado complicados para ser casualidad.
El tema es que sencillamente Italia y la India están por estas horas viviendo momentos de alta tensión militar dado un episodio que ha involucrado a marinos italianos con pescadores de la India. Los marinos de Italia han abatido recientemente a los pescadores en cuestión, tras haberlos confundido con piratas somalíes. Las autoridades de la India detuvieron inmediatamente a dos marines italianos acusados de ser los responsables del asesinato de los pescadores, tras lo cual se ha desatado un grave conflicto entre los dos países.

Dada esta complicada situación entre Italia y la India, a Ferrari no se le ha ocurrido mejor idea que la de (justamente en la India) colocar en su auto la bandera, no ya de Italia (cosa comprensible) ¡sino la de la Marina del país! El hecho ha sido tomado prácticamente como una verdadera provocación innecesaria en un ámbito como el del deporte, por lo cual Stefano Domenicali, jefe deportivo de la Escudería, ha debido salir al ruedo a “explicar lo inexplicable” y asegurar a los cuatro vientos que en realidad Ferrari al hacer algo así está rindiendo un homenaje a una de las instituciones destacadas del país, al tiempo que declaró que también esperan que los dos países encuentren una rápida solución al conflicto, nada sencillo por cierto.

Más allá de las posiciones de una y otra parte a nivel político en el marco de este lamentable episodio, Ferrari ha agregado un elemento explosivo e innecesario a la situación. No parece ser el ámbito deportivo el mejor para plantar cara por el conflicto entre la India e Italia, cosa que no parece (a los hechos nos remitimos) caber en la mente de los directivos de Ferrari.
Finalmente Bernie Ecclestone ha dicho que no se involucrará en este tema personalmente pero se encargó de recordar que el hecho (lo realizado por Ferrari) entra en conflicto con el Artículo 1 del reglamento de la FIA, en el cual se indica que el órgano de gobierno de la Fórmula 1 “se abstendrá de manifestar discriminación racial, política o religiosa en el curso de sus actividades y de emprender acciones en ese sentido”.