Podría producirse en serie el Covini C6W

covini-c6w-produccion.jpg

La loca idea de Ferruccio Covini nunca dejó de flotar en el aire. Allí dentro de su imaginativa cabeza, Covini, siempre soñó con poder ver sus creaciones (esas mismas que de manera casi artesanal viene realizando desde el lejano año de 1.978) hechas realidad.
El Salón de Ginebra del 2.004 fue un primer paso para que se materialicen sus inventos ya que en esa oportunidad le dejó ver al mundo su increíble Covini C6W, esa extraña mezcla con 6 ruedas entre un Corvette y un Koenigsegg.

covini-c6w-produccion-1.jpg

Las reacciones de entonces no fueron tan diferentes a las que aún hoy se siguen escuchando por ahí. Por más que el fabricante esgrima todas las ventajas del aparato, los detractores sólo se limitan a decirlo en dos palabras: es feo.
Y precisamente Covini se defiende diciendo que el modelo tiene muchas más virtudes que defectos, a saber: mayor protección en caso de que una de las ruedas se desinfle, mejor capacidad de frenado, mejor agarre del auto al piso, mejor confort de marcha, etc. etc.

covini-c6w-produccion-2.jpgcovini-c6w-produccion-3.jpg

Ahora, 30 años después del nacimiento de su empresa, el bueno de Ferruccio Covini no deja de hacerse ilusiones sobre la posibilidad concreta de hacer unas cuantas unidades de producción de sus auto soñado, el cual llevaría un motor Audi 4.2 litros V8 que será capaz de erogar unos 380 CV de potencia finales.
El Covini C6W tendrá tracción en las ruedas traseras (las de atrás de todo, de verdad) y estará apoyado firmemente al piso con sus llantas de 20 pulgadas en el tren trasero y de 16 en la parte delantera.

Lo esperamos ansiosos…