Plymouth Barracuda (1964-1974)

Otra gran leyenda viviente sobre ruedas. Otro de aquellos autos que han visto la luz allá a mediados de los años sesenta y que han dejado una huella sencillamente imborrable y una interminable legión de fans y seguidores. Hablamos del Plymouth Barracuda, una belleza nacida de la mente y la creatividad de los diseñadores de la casa Plymouth, una división de Chrysler, quienes también supieron hacer otras maravillas semejantes.

El Plymouth Barracuda tuvo una relativamente corta vida sobre esta tierra, fabricándose entre los años 1964 y 1974 y era un modelo de dos puertas considerado otro de los fuertes puntales del universo de los autos deportivos norteamericanos que han sido conocidos como los “Muscle Cars”.
Este auto se fabricó en dos diferentes plantas de la marca ubicadas en Hamtramck (Michigan, Estados Unidos) y en Windsor (Ontario, Canadá) y nada, nada en absoulto, tenía que envidiarle a sus “similares” y enconados rivales de aquellos días, autos tales como el Ford Mustang y el mismísimo Chevrolet Camaro. El Plymouth Barracuda puede ser incluído en la misma categoría que esas otras leyendas del mundo motor.

La primera generación del modelo (dos primeras fotos de la nota) estaba basada directamente en el Plymouth Valiant y mostraba una imagen sensiblemente distinta a la que después se le ha conocido, con un vidrio envolvente en la parte trasera. Este auto de tracción trasera y motor delantero, se fabricó con esa misma configuración entre 1964 y 1966. Los motores ofrecidos eran dos versiones de 6 en línea y una opción V8.

Luego llegó la segunda generación fabricada entre 1967 y 1969 y los cambios estéticos ya fueron más notorios, acercándose un poco más a sus formas definitivas, aunque sin embargo el auto se seguía basando fuertemente en el Valiant. De todos modos como ya dijimos se hicieron visibles varias modificaciones y de ellas tal vez las más destacadas sean aquellas que dieron lugar a la llegada de variantes Fastback, sedán y descapotables. Los motores eran en este caso V8.

Más cambios sustanciales se dieron en el año 1970 y hasta el año 1974, cuando se cambió la manera de producir el Barracuda, que ya no seguiría tomando como base al Valiant sino que sería producido sobre la plataforma E Chrysler. En esta generación se eliminó la versión sedán y se continuaron produciendo las variantes coupé y descapotable.
Esta generación bien podía ser comparada con lo que ofrecía el Dodge Challenger.
Todo había sido debidamente renovado en la tercera generación, quedando prácticamente nada del modelo original.

Hoy en día, el Plymouth Barracuda es objeto del deseo de los más acérrimos coleccionistas, cosa que no sucedía (el interés por el auto) en sus días iniciales, dado fundamentalmente las pocas unidades que se han producido. La cosa se ha invertido hoy en día y este auto, que es casi de culto, resulta ser uno de los más buscados.