Pininfarina: nuevos socios con nombres ilustres

pininfarina.jpg

¡Socios ilustres al rescate! Así bien podría haber titulado a esta nota. Pero no hubiese reflejado con exactitud la situación real por la que atraviesa la casa italiana. Es que si bien ha necesitado y necesita la inyección de nuevos y gordos capitales para no caer en desgracia, la cosa viene bastante bien encaminada y paso a paso lo están logrando.
También es cierto que no está en sus días más dorados precisamente pero ahora con el ingreso de los nuevos socios tal vez el viento comience a soplar un poco más a favor.

Los nombres de los tres nuevos accionistas que desde ahora formarán parte activa de la empresa para que esta salga finalmente a flote sorprenden y mucho. En primer lugar tenemos a Piero Lardo Ferrari, hijo del inolvidable y genial Enzo y actual vicepresidente de la casa de Maranello. En segundo lugar entra como accionista Alberto Bombassei, presidente de Brembo. Y finalmente (esto sí que ha causado una verdadera sorpresa) también entran como accionistas los integrantes de la familia Marsiaj, que nos son otros más que los fabricantes de la casa de cinturones de seguridad italianos Sabelt.
¡Pavada de nuevo triunvirato se han armado! Estos tres nombres ilustres son los que de ahora en más piensan hacerse con un importante trozo de la torta tan tentadora de la mítica Pininfarina.

Por el momento no se han hecho públicos los números que hablan sobre el porcentaje que tomará cada uno, pero lo cierto es que ya son parte activa y con poder de decisión dentro de la empresa italiana.

Pero esto no es todo amigos. Los 100 millones de euros que piensan aportar a las arcas de Pininfarina estarán principalmente destinados al desarrollo y la fabricación de un pequeño auto eléctrico realizado en colaboración con Tata (acá también se han metido??!!) y Belloré. El proyecto está pensado para que ya en el año 2.010 el auto está comercializado y rodando por las calles del mundo. El plan inicial prevé la fabricación de 2.000 unidades al año pero de antemano se sabe que Pininfarina espera estar en condiciones de poder fabricar unos 15.000 autos en 2.012 para poder comercializarlos en mercados de Estados Unidos, Europa y Japón.