Pedro de la Rosa y otra decepción para 2009

pedro-martinez-de-la-rosa.jpg

La historia de Pedro Martínez de la Rosa es una de esas que están marcadas por la insatisfacción y la pasión. El veterano piloto español, podría decirse que ha llegado tarde a la Fórmula 1 (a una edad inadecuada por decirlo de algún modo) y sin embargo se las ha sabido arreglar para que cada vez que tuvo la chance hacerse notar a fuerza de corazón, paciencia y talento.
En otras temporadas ha tenido incluso que suplantar de manera transitoria al mismísimo Juan Pablo Montoya en el equipo McLaren Mercedes Benz, alcanzando puntos y hasta un paso por el podio, de manera que lo suyo siempre ha sido más que digno y como para observar.

Su colaboración invalorable para el equipo anglo alemán le han valido desarrollar un muy buen auto como lo fue el del año 2.007 y uno mejor como lo ha sido el de este año gracias al cual Lewis Hamilton ha logrado su primer campeonato mundial de la Fórmula 1.
Apoyado en un trabajo profesional, silencioso, hecho a conciencia y siempre respetando decisiones y jerarquías, de la Rosa se supo ganar el respeto de propios y extraños, pero algo que nunca pudo conseguir es “ese lugar” de piloto titular que le permita mostrarse a lo largo de todo un campeonato sobre un auto competitivo.
Antes de la confirmación en 2.007 de Hamilton como compañero de Alonso, sus sueños parecieron hacerse realidad pero eso nunca llegó y el moreno se quedó con la “segunda” butaca del McLaren.
Este año todo volvió a la normalidad y sus tarea como tester de las Flechas de Plata no fue para nada despreciable, al contrario pero sobre el final del año las ilusiones se reavivaron cuando a través de un interesante acuerdo comercial y tecnológico la gente de Force India se unía de alguna manera con McLaren Mercedes Benz.
Pedro de la Rosa tuvo entonces la chance (que no desaprovechó) de probar repetidamente uno de los autos del equipo indio y ahí sí, sus posibilidades (gracias al apoyo de “su” equipo McLaren Mercedes Benz) parecieron terminar de concretarse hasta que ahora, una vez más, todo se ha desvanecido como un castillo de naipes en el viento.
Adrian Sutil y Giancarlo Fisichella ya han sido oficialmente nombrados (tal como en 2.008) pilotos oficiales del ahora equipo Force India / Mercedes Benz y como tester permanecerá el italiano Vitantonio Liuzzi.
En síntesis: otra frustración, otro duro golpe a sus esperanzas de terminar su carrera como piloto titular (aunque sea en el último auto de la grilla…) para el experimentado y paciente español.

Con su caso, que no es el de un piloto estrella, con una cuenta multimillonaria (igualmente mal no la debe pasar) y con resultados estridentes en su palmarés, queda afortunadamente demostrado eso de que aún la pasión corre por las venas de los pilotos, esos tipos que aman andar rápido sobre un auto de carreras por sobre todas las cosas…

Afortunadamente pilotos como Pedro de la Rosa, siguen existiendo.