Papá Noel nos muestra el Jaguar XF Sportbrake

Mucho, muchísimo ha cambiado el modo en el que las diferentes marcas se acercan a los clientes de un tiempo a esta parte. Las necesidades de venta casi instantáneas y, fundamentalmente, los diversos medios digitales y electrónicos que rigen los destinos de la comunicación hoy en día, han logrado que podamos llegar a ver cosas realmente difíciles de creer en otras épocas. La foto que encabeza esta nota es un muy claro ejemplo de esto que estamos diciendo ya que se trata ni más ni menos que de un anuncio oficial de la casa británica Jaguar anticipando la Navidad y (esto es lo más destacado del aviso) lo que será la nueva variante del modelo XF, sobre la cual ya habíamos comentado oportunamente aquí en Coches 2.0 con anterioridad. Se trata del Jaguar XF Sportbrake y para ir conociéndolo un poco mejor, la marca se ha decidido por un aviso que lo muestra aún con partes camufladas y con la puerta trasera abierta en su totalidad como para que podamos apreciar la real capacidad del auto en su sector destinado a la carga, todo mientras Papá Noel se encarga de llenar con sus regalos la parte del sector de carga.
Olvídense desde ahora de las tradicionales fotos espía sobre las que las marcas ponen tanto celo. Jaguar ha optado por un muy original anuncio para conectarse en esta época del año con sus potenciales clientes, dejando “sin trabajo” a los astutos y siempre atentos fotógrafos espía a los que tanto queremos y apreciamos…

Tras estos comentarios, una cosa salta a la vista y queda más que clara al ver la foto: el baúl del Jaguar XF Sportbrake no es ni será definitivamente uno de los más espaciosos y cómodos entre los diferentes autos que ocupan este segmento. Si Papá Noel creía que podría llegar a “hacer negocio” cambiando su viejo trineo tirado por renos por esta nueva opción de la casa británica, bien equivocado que estaba. Al hombre barbado con gorro en la cabeza, más le conviene seguir utilizando su viejo medio de transporte y le irá mejor en su cometido.
La apertura de la tapa trasera es relativamente buena y generosa (ahora hablamos del Jaguar y ni del trineo, claro…), pero el punto débil de este auto radica principalmente en la profundidad del baúl, cosa que como se ha visto no es lo que se podía llegar a esperar para este caso.

Dos cosas no han sido confirmadas aún: la primera es saber si por lo menos la apertura y el cierre del portón trasero serán efectuados de manera electrónica, cosa que prácticamente damos por descontado como para que el tema resulte más interesante. Y la segunda es saber si efectivamente le quitarán al auto todo el camuflaje para cuando llegue la próxima edición del Salón del Automóvil de Ginebra. Todo eso, y más, ya lo sabremos muy pronto.