Original publicidad del Mini en Amsterdam

Publicidad-2010-del-Mini

El Mini… ah… el Mini
Todo, absolutamente todo, es maravilloso en el fantástico mundo del Mini. Incluso la publicidad.
Desde siempre los creativos que han tenido en sus manos el marketing de este pequeñín británico por excelencia han sabido hacer su trabajo de manera formidable y en esta oportunidad tampoco se han equivocado en lo más mínimo. Y si no me creen, vean detenidamente la foto de esta misma nota: en las calles de Amsterdam, Holanda, los peatones se han topado casi a cada paso que daban, casi en cada esquina, con cajas desechadas por los felices nuevos propietarios de un Mini que les ha dejado frente a la chimenea de sus casas el bonachón de Papá Noel en esta Navidad que ya vivimos…

Un trabajo de marketing formidable, fantástico y maravilloso que ha llamado la atención a más de uno por las calles holandesas y que nos deja por lo menos la ilusión de que alguna vez podamos ser dueños de uno de estos bichitos sobre ruedas por la módica suma de 99 euros (como dice la caja)…

Con ese precio ¿quién podría dudar en comprarse uno?
Vaya desde aquí (aunque no los conozcamos y aunque ellos tampoco nos conozcan a nosotros) nuestras sinceras felicitaciones por tanta creatividad a los responsables de la campaña.